• Entrenamientos por Zoom y coaching deportivos son algunas medidas que realizan las ligas menores de Alajuelense

Una de las canteras más importantes del país como lo es la de Alajuelense, se ha visto damnificada por la pandemia, ya que su jóvenes promesas no pueden entrenar en el Centro de Alto Rendimiento (CAR).

Por esta razón, el conjunto rojinegro implementó nuevas técnicas para que sus niños y jóvenes de ligas menores se mantengan en un nivel adecuado y mentalmente motivados, gracias a un couch deportivo llamado David Wais, esto pensando en cuando se reanuden los entrenamientos en el CAR y vuelva a comenzar los torneos de divisiones inferiores.

Con entrenamientos diarios por la modalidad de Zoom, con diferentes sesiones para mantener buen ritmo, pero Alajuelense sabe que no solo en la parte física los jugadores deben estar bien, para esto semanalmente realiza reuniones grupales con directivos, cuerpo técnico y jugadores del equipo mayor como son el director deportivo, Agustín Lleida, el entrenador Andrés Carevic y el capitán Júnior Díaz, para así los jugadores se sientan aún más parte de la institución.

Uno de los asistentes técnicos Daniel Rovira mencionó que, “lo más complicado de entrenar en la casa era ver si los jugadores podían entrenar allí, poder observar que sí tenían los materiales y el tiempo para poder entrenar bien”, también comentó que han innovado en la utilización de diferentes alternativas como lo son botellas o practicar contra la pared lanzando el balón.

De esta manera entrenaban algunos jugadores de las fuerzas básicas de Alajuelense
(Imagen cortesía – Ligas Menores Alajuelense)

También Edgar Loria asesor preparación física y coordinación de ligas menores añadió que “a la hora de trabajar con niños, lo primordial era precisamente que todavía son niños, entonces fue mostrarnos relajados y utilizar la interacción virtual, para que puedan hablar con sus compañeros y que se dieran cuenta que todos estamos en la mismo situación”.

Algo que viene implementando desde hace un tiempo el conjunto manudo, es saber las condiciones que viven sus jugadores fuera del CAR y se concentran en temas como el bullying para verificar que cada uno de los niños que forma parte de la institución no este involucrado en esta situación de violencia en las escuelas y hogares.

Ahora la escudera rojinegra y todas sus promesas de las divisiones menores se mantienen motivados para el regreso a las actividades apenas se de el visto bueno para volver a las canchas.

Powered by Rock Convert
Glenn Hernández C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *