• “Dietas milagrosas” que prometen una pérdida de peso rápida tienen efectos secundarios como el efecto rebote.

Los problemas más recurrentes a final e inicio de año, es el aumento de peso por el exceso de alimentos que se consumieron en esas fechas, razón para que muchos tengan como propósito de año nuevo bajar esos kilos extras y adoptar un estilo de vida más saludable.

Pero, cuando se baje de peso, la misma debe ser de forma gradual, en el mercado existen varios métodos que prometen bajar esos kilos de forma rápida, sin embargo, es importante no dejarse llevar por todo lo que se ve y se lee. Estas dietas no son consistentes en el tiempo y usualmente presentan efectos secundarios como el efecto rebote.

De acuerdo con varios especialistas en la materia de nutrición y acondicionamiento físico, lo mejor es adoptar una rutina de dieta saludable y ejercicio, para que nuestro cuerpo lo agradezca de forma permanente.

Imagen tomada de internet.

Victor Nolasco, Gerente Médico de Obesidad Novo Nordisk Centroamérica y Caribe enfatizó en que, “si no se controla el aumento de peso, este puede ser un factor que desencadene obesidad. A lo largo de los años se van acumulando kilos que sumados se convierten en un problema de salud”.

Actualmente la obesidad es uno de los mayores problemas de salud pública en el mundo y se estima que el 67% de los habitantes de Centroamérica y el Caribe viven con estos padecimientos, por lo que los expertos hacen un llamado a los entes médicos de cada región, para que la reconozcan como una enfermedad y ser tratada por un profesional de la salud y pueda actuarse en consecuencia con las políticas necesarias.

¿Cómo tratar la obesidad?

Una de las mejores formas de tratar esta enfermedad crónica, una rutina para bajar de peso pero acompañado de especialistas de la salud, quien es la persona capacitada para saber las necesidades de cada individuo y así llegar al peso más saludable.

“Un abordaje que combine terapias y enfoques con múltiples mecanismos es importante para la eficacia y control de dichas afecciones e igualmente evitar posteriores complicaciones”, dijo Nolasco.

De igual manera recomienda lo siguiente:

-Dormir suficiente: es recomendable que disfrute de entre 7-8 horas de sueño diarias, ya que no hacerlo podría contribuir a la ganancia de peso.

-Manténgase activo: al menos tres veces por semana. Salir a caminar, trotar o correr ayuda a despejar la mente y a liberar estrés.

-Autocuidado: es un momento de poca actividad social, por lo que se puede traducir en una oportunidad de mantener una alimentación sana y de atender nuestras necesidades personales.

-Potenciar las relaciones sociales: apoyarse en amigos y familiares, llamarlos y conversar con ellos. Compartir las experiencias y empatizar unos con otros.

El especialista concluye de que la guía medica es fundamental, ya que en ocasiones las personas se frustran al no ver los resultados de manera rápida y llegan a abandonar los hábitos saludables.

Kedy Chavarría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *