• La actualización ofrece mayor seguridad al realizar transacciones con tarjetas.

El avance tecnológico en sistemas de pago mediante tarjetas de débito y crédito del Banco Nacional es más que notorio, esto tras la presentación de la tecnología Dual Interface (contacto y sin contacto), en sustitución de las tarjetas de banda magnética, la cuales dejaron de funcionar el pasado lunes 4 de enero.

Leer más: Salud y deporte la prioridad en el nuevo laboratorio Huawei

“De la mano con la evolución de los medios de pago a nivel mundial, desde hace varios años el Banco Nacional visualizó brindar a los clientes herramientas modernas, facilidades de autogestión y un servicio digital ágil. Por eso, la transición del esquema de banda magnética al nuevo esquema de tecnología dual interfase resulta meritoria, pues la institución ha sustituido más de 2.5 millones de plásticos en el mercado en los últimos 4 años”, explicó Jaime Murillo, Subgerente General de Operaciones.

La migración de todo el parque de tarjetas de débito y crédito se hizo acorde a las directrices y normativas emitidas por el Banco Central de Costa Rica.

¿Qué beneficios ha traído la tecnología Dual Interface a los usuarios?

Mayor agilidad al realizar el pago: Al entrar en el esquema de montos menores sin firma, esto es un modelo que generalmente se utiliza en los comercios de alto volumen transaccional donde montos menores a 10 mil colones no se solicita firma al cliente.

Reducción en el tiempo de transacción: El tiempo de procesamiento de la transacción para la autorización se disminuye en hasta un 30% respecto a las transacciones habituales.

Deterioro de las tarjetas: Al ser un modelo en donde no existe contacto directo con el dispositivo, la tarjeta tiene una vida útil mayor debido a que se evita el desgate al insertar el CHIP o bien el desplazamiento de la banda magnética.

Fortalece la seguridad en las transacciones y promueve la reducción de posibles fraudes: Se incrementa el nivel de seguridad ya que se utiliza la información contenida en el chip para validar las transacciones.  Esto también minimiza el riesgo de clonación ya que se inserta la tarjeta en el datáfono. Con el pago sin contacto simplemente se acerca la tarjeta al datáfono, sin tener que realizar una lectura de la banda magnética.

El Banco Nacional mantiene una estrecha relación con los líderes de la industria de tarjetas de crédito y débito a nivel mundial, con el objetivo de brindar los mejores productos y servicios a sus clientes.

Para los usuarios que por alguna circunstancia no han cambiado su tarjeta de banda magnética que ya no funciona, pueden comunicarse al centro de llamadas 2212-2000 o al correo electrónico: migracionchiptc@bncr.fi.cr. El banco nunca solicitará pines, claves o contraseñas para solicitar esta sustitución.

Andres Parra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *