• Ajuste dependerá de la temperatura exterior.

El uso de la temperatura ideal en los equipos de aire acondicionado en los hogares es de gran importancia para crear el confort térmico adecuado. Al configurar los termostatos de estos dispositivos hay una regla saludable básica: es imprescindible que este vaya de la mano de la salud de todos, de manera que propicie un desarrollo normal de las distintas actividades dentro del hogar.

La Sociedad Americana de Ingenieros de Calefacción, Refrigeración y Aire Acondicionado, (con sede en Estados Unidos y conocida como la Ashrae, por sus siglas en inglés), coincide en que la temperatura programada de un equipo de aire acondicionado no debe superar entre los seis y los ocho grados centígrados de diferencia con la temperatura exterior.

Generalmente, entre 24 y 25º C son las ideales para crear un ambiente confortable dentro de la vivienda. Esta cifra dependerá de la temperatura que marca el espacio exterior, que estará sujeto a la ciudad y las condiciones climáticas donde se encuentre la casa.

Durante el día, cuando se trata de enfriar áreas donde suele haber mucha actividad y cuando hay mayor presencia de la luz solar, se sugiere establecer la termostato entre 20 y 22º C. Mientras que en la noche, donde el nivel de movimiento y la luz solar es baja, se recomienda ajustar la temperatura entre 23 y 26ºC.

Para el adecuado uso del aire acondicionado es recomendable verificar que no haya un flujo de aire del exterior que se esté filtrando hacia adentro o cantidad de ventanas en la habitación, manteniendo estas y las puertas cerradas. Además que las cortinas, pantallas o persianas estén desplegadas para minimizar el efecto de la luz solar.

Por otra parte, el calor generado por electrodomésticos, el funcionamiento de lavadoras, secadoras, hornillas, hornos y lavavajillas puede incidir a la hora de aclimatar los espacios de la cocina y el lavandero.

Tecnología Samsung

La tecnología de refrigeración del aire acondicionado Wind-Free™ de Samsung puede brindar una experiencia de enfriamiento efectiva sin la desagradable sensación del aire frío y fuerte soplando directamente sobre su piel. Una vez que establezca la temperatura deseada, Wind-Free™ dispersará silenciosa y suavemente el aire frío a través de 23,000 microagujeros para garantizar que no haya corrientes frías.

Además, el flujo de aire avanzado de este dispositivo enfría la habitación un 43% más rápido y, gracias a la baja velocidad del aire y las emisiones de ruido minimizadas, será un espacio más fresco sin interrupciones, independientemente del lugar en que se encuentre en una habitación.

Los acondicionadores de aire Wind-Free™ de Samsung tienen una función de refrigeración automática mediante Inteligencia Artificial, que facilita mantener el ambiente fresco. A través de esta tecnología, los dispositivos analizan las condiciones de la habitación, las temperaturas y los modos de refrigeración preferidos por el usuario, e incluso el clima exterior, para ajustar automáticamente la configuración óptima de la habitación.

La unidad también cuenta con un sensor de detección de movimiento que registrará cuando no haya nadie en una habitación y cambiará de modo automáticamente para reducir el desperdicio de energía.

Jossette Viquez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *