El Nicolás Macís recibió la fecha número dos del torneo femenino para Dimas Escazú que recibía al Deportivo Saprissa, equipo que no tendría capacidad de respuesta ante el juego desequilibrante de las escazuceñas, juego que terminaría 4-1 a favor de las de casa.

Primer Tiempo.

El balón comenzaría a rodar y sin perder mucho tiempo ambos equipos presionaban alto y mantenían el ida y vuelta que en segundos del encuentro prometería un juego de gran nivel.

En cinco minutos el club casa presionaba a un equipo saprissista que jugaba muy bien pasando de lado a lado, desahogando el juego por las bandas y creando la primera ocasión de peligro que salvaba en la boca del marco la defensa de Escazú.

Ida y vuelta era el encuentro y un minuto después de la acción de las moradas, las dirigidas por Geovanni Vargas con su goleadora María Fernanda Figueroa sacaba a la guardameta y casi ese error le costaba la primera anotación, sino fuera por defensa morada quien llegó con falta a la delantera para diluir el peligro.

En un cuarto de hora, el juego efusivo de ambos equipos tenía equiparado las acciones en ambos marcos, con disparos que salían desdibujados y no terminarían en más que un disparo.

Innombrable era el accionar de la guardameta escazuceña, que se convertía en la heroína en 23 minutos de acción, que apagaba la aspiraciones moradas de anotar.

Foto: Glenn Hernández

Algo inusual pasaba a los 30 minutos, cuando una de las defensas moradas era atendida por los médicos del club, ambos equipos se reunieron en el centro del campo a girarse instrucciones, situacion poco inusual o pocas veces vistas.

La primera parte terminaba sin pena ni gloria, con muchas oportunidades de gol pero sin concretar por parte de ambos clubes.

Segundo Tiempo.

Para la segunda parte el Saprissa hizo un cambio, mientras que las locales salían con la 10 Cristel Sandí que fue partícipe de la segunda mitad.

A la goleadora María Fernanda Figueroa le bastó solo un par de minutos para abrir el marcador en el 47′, tras una jugada a balón parado y el testarazo de la delantera ponía a ganar al cuadro de casa.

Para la segunda mitad el equipo de Dimas salió con todo y para el minuto 52′, castigaba Hillary Porras al Saprissa poniendo el 2-0.

La presión que ejercía el cuadro morado lo metía al juego con un elegante gol al minuto 67′ de Valeria del Campo, que bañó a la guardameta Celina Arteaga después de su remate de media distancia.

Al 86′ para liquidar el encuentro, después de una jugada magistral de la estadounidense Jennie Lekip sellaba la victoria contundente de 3-1 ante un equipo morado que lo intentó pero se quedó corto ante el juego desequilibrante que le plantó Dimas con sus delanteras.

Foto: Glenn Hernández

Faltaba un gol más de la estadounidense Jennie Lekip que definía de zurda al rozar los 90′ minutos de la segunda mitad.

En cuatro minutos que se añadieron la referí central terminaba la contundente victoria de Dimas Escazú, ante un Deportivo Saprissa débil y demostrando un nivel bajo en el inicio del torneo femenino.

Josué Castro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *