• Saprissa FF puntuó de tres con 10 jugadoras ante una Liga sin respuesta.

Una nueva página se escribió en la historia de los clásicos femeninos entre Saprissa FF y Liga Deportiva Alajuelense, juego de la tercera fecha del torneo nacional, encuentro que sacó victorioso al cuadro morado.

Primer Tiempo.

La pelota empezaba a rodar en la gramilla del Ricardo Saprissa, al sonar del pito de la referí Milena Zamora

Sol incandescente, pero una tarde espectacular hacía en Tibás, tarde perfecta para el juego que estaba en trámite.

En nueve minutos de acción el juego carecía de fluidez, aunque ambos equipos tocaban el área rival terminaba todo por el buen trabajo defensivo o por alguna falta pitada.

Un juego que hasta ese minuto era de estudio de ambos y en 10 minutos de juego, el equipo morado después de un pase quirúrgico hacia Katherine Alvarado, estrellaba el balón en el palo derecho, disparo que casi ponía en ventaja al cuadro morado.

El juego de las leonas era impreciso y sin ideas en el último cuarto de cancha, debido a la buena presión que hacía el Saprissa en campamento manudo.

En media hora de juego, continuaba el asedio morado pero con un juego muy impreciso en el medio campo para las manudas, el juego se tornaba fuerte a lo ancho del terreno de juego, beneficioso para ambas guardametas que hasta el momento no tenían mucha acción el partido.

En 43 minutos ya rozando el final de la primera parte llegaba Valeria del Campo para poner la ventaja antes de irse al descanso, en una jugada a balón parado después de la débil marca que planteaba en el tiro libre la liga.

Finalizaba la primera mitad con un Saprissa que se mostraba superior a su rival.

Segundo Tiempo.

De la misma forma que arrancó la primera mitad, daba inicio la segunda parte en una tarde que se engalanaba con la puesta del sol y la llegada de los típicos vientos de la zona de San Juan de Tibás.

Primeros minutos y las leonas salían más agresivas pisando con más prioridad el área morada.

En 19 minutos recorridos de la segunda parte salía expulsada la número tres del equipo morado Marianne Ugalde, después de una fuerte barrida con los taquillos de frente en la humanidad de Raquel Rodríguez.

En media hora de juego marcado por el reloj, el juego tenía tres remates de Alajuelense con buena intensión, una expulsión que dejó a Saprissa con 10 jugadoras y un equipo morado tratando de defender ese gol que le estaba dando los tres puntos vitales para el club.

Ya en el epílogo del encuentro la posición de balón fue dejada a un lado y lo físico formó parte de un clásico donde fue superior el equipo del Saprissa.

Se añadían cuatro minutos de reposición, alargando lo que ya era inevitable, y de esa misma forma la referí levantó su mano para señalar el final del clásico nacional femenino.

Josué Castro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *