Drogas, fama y rock and roll

Con la fama inminente que estaba teniendo Nirvana, Kurt encontró el amor que a poco tiempo desgarró su corazón y lo sumergió en una gran depresión. Con ello llegaría el gran éxito que cambiaría totalmente la vida de Cobain.

Smells Like Teen Spirit sería la canción que revolucionaría la música en los años 90 llevando a la grandeza a Nirvana, un nuevo álbum escrito desde la desolación y la tristeza que Kurt sentía en esos momentos.

El disco llevaría el nombre “Nevermind”, y junto con el éxito encontraría una forma de “acabar con sus problemas emocionales”: la heroína.

Con la adicción a las drogas y la fuerte depresión Kurt intentaría seguir con el ritmo exigente que la fama de la banda requería en esos momentos.

A pesar de su adicción, en 1990 Nirvana firma un contrato con la discográfica DGC y la fama estalló con el álbum Nevermind, que llegaría como la solución que pedían a gritos los jóvenes que se identificaron de inmediato con Kurt y todas sus letras.

Al poco tiempo siendo un dios para aquella generación, Kurt encontraría su propio objeto de adoración, encontraría el amor en una cantante de rock llamada Courtney Love. Ambos conectaron y fue como amor a primera vista.

Imagen tomada de Google

Un amor que los llevaría al abismo, ambos tenían problemas de adicción, pero aún así en diciembre de 1991 la joven pareja se comprometería.

La fama era tanta que ya todo lo que Kurt hacía era dominio público y el 11 de enero de 1992 iniciaron los verdaderos problemas.

Debido a su adicción a la heroína, en el piso de su habitación, Love, su esposa, intentó reanimarlo y fue cuando los problemas se hicieron evidentes y lo peor estaba por llegar.

Con el embarazo de Courtney, parecía que la vida del cantante cambiaría para bien, Cobain intentó entrar a rehabilitación y su esposa dejaría las drogas por el bien de su esperada hija.

Frances Bean Cobain nació el 18 de agosto de 1992, pero la alegría duraría poco tiempo. Después de una investigación del Departamento de Servicios Sociales de Los Ángeles, para saber si Love era una madre competente, le quitan la custodia de su hija, lo cual devastó al astro del grunge.

Se inyectó una sobredosis y lo reanimaron pero esa vez ya Kurt no era el mismo. Con mucho trabajo lograron recuperar la custodia de Frances pero el daño ya estaba hecho.

Con la salida de un tercer disco llamado “In Utero” (1993), que vendió 5 millones de copias, el líder caía en picada, a pesar que Nirvana vendía como nunca.

El 2 de marzo de 1994 en una habitación de un hotel en Roma, Courtney encontraría nuevamente a su esposo en una palidez mortal y con sangre saliendo de su nariz.

Kurt se había tomado un puñado de pastillas que lo indujeron al coma y casi acaban con su vida. Aún así, estando al borde de la muerte no impidió que su amor por la heroína cesara, abriendo un nuevo capítulo que no terminaría como en los cuentos de hadas.

Powered by Rock Convert
Josué Castro