• Para este sector, los programas de seguridad reportan altas tasas de éxito.

El estudio de seguridad global de Cisco 2021 dio a conocer cuales son las situaciones en las que las empresas tienen que centrar sus esfuerzos por fortalecer la seguridad cibernética. La investigación señala las prácticas que promueven una mayor seguridad para que los profesionales puedan mejorar la gestión de riesgos, habilitar negocios y operar de manera eficiente.

El estudio aporta información de casi cinco mil profesionales de 25 países diferentes. A estos se les preguntó sobre el nivel de éxito de su empresa en 11 resultados de seguridad de alto nivel, divididos en tres objetivos principales: viabilidad comercial, gestión de riesgos y operación eficiente.

El sector financiero, destaca por sus continuas y grandes inversiones en tecnología y por lo que atrae en ciberdelito, también se encuentra entre los que más invierten en ciberseguridad y es el que más valor extrae de esta práctica.

Este sector está sujeto a estrictas reglas regulatorias y, a pesar de registrar fallas, sobresale en varios rubros en comparación con otras industrias. En el aspecto regulatorio, por ejemplo, el 54,7% de los profesionales del sector de servicios financieros dice estar cumpliendo con los estándares de cumplimiento; y 52,5%, que se están ganando la confianza de los ejecutivos en el programa de seguridad. En comparación, la tasa de éxito promedio general del programa de seguridad en todas las empresas y sectores es del 42%.

Como en el estudio principal, los resultados generalmente muestran niveles más altos de éxito para el tema “Gestión de riesgos”, no tan altos para “Eficiencia operativa” y varían para “Viabilidad comercial”. Pero para el sector financiero, los programas de seguridad reportan tasas de éxito notablemente más altas en todos los resultados.

Con una alta tasa de digitalización, alto riesgo y alto volumen de transacciones, no hay alternativa al sector de servicios financieros que aportar recursos financieros y esfuerzos operativos al combo que aglutina herramientas, políticas de ciberseguridad y monitoreo.

Debido a la pandemia por el virus de Covid- 19, ha habido una aceleración abrumadora en el uso de tecnologías en los procesos de gestión, en la producción, en la prestación de servicios y en la atención al cliente. Este avance digital también ha elevado los riesgos a los que se exponen las empresas, por lo que se amplifican las dudas sobre la eficiencia de la infraestructura de protección de datos y las políticas de ciberseguridad.

Jossette Viquez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *