• Los productos fueron adquiridos a Pymes para apoyar en su crecimiento en tiempos difíciles.

Este 18 de agosto, la empresa multinacional Walmart de México y Centroamérica, realizó una donacion a la Fuerza Publica que equivale a unos 8.5 millones de colones millones en productos elaborados por PyMes locales.

Dentro de lo donado resalta 2.100 botellas de solución alcohólica antiséptica, 2.100 caretas protectoras reutilizables y 2.100 unidades de jabón en gel antibacterial en presentación de 200 gramos; para un total de 6.300 productos que benefician mayormente a oficiales ubicados en zonas fronterizas.

Mariela Pacheco, subgerente de Asuntos Corporativos, mencionó que con esta donación desean reconocer y respaldar los esfuerzos de las autoridades policiales, quienes día a día se exponen para mantener el orden y proteger a quienes viven en territorio costarricense.

“La donación recibida fue significativa para nuestro equipo operacional de trabajo ya que se sufragaron necesidades imprevisibles para la institución. Su buena disposición y solidaridad es un aliciente para seguir dando lo mejor en nuestra labor diaria”, indicó Randall Vega, viceministro de Seguridad Pública.

Imagen proporcionada al medio | donación de Walmart

Una de las particularidades de esta entrega es que los productos fueron adquiridos a pequeñas y medianas empresas que pertenecen al programa Una Mano para Crecer, con el que Walmart apoya desde años atrás el desarrollo de las PyMes nacionales.

“Esta donación no solo nos permitió beneficiar a los oficiales de la Fuerza Pública si no también promueve una vez más el trabajo de pequeños y medianos empresarios que pasan por momentos difíciles debido a las consecuencias económicas de la pandemia”, agregó Pacheco.

Ayudas constantes

Desde el inicio de la pandemia, la empresa ha realizado varias donaciones en Costa Rica que abarcan alimentos, artículos de higiene, cuidado personal, insumos médicos y dispositivos electrónicos.

En junio, la compañía donó 5.000 kits de extracción de ARN que ayudan en la detección de la nueva enfermedad, al Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa). Con esto se apoyaron los esfuerzos de la Caja Costarricense de Seguro Social y del Ministerio de Salud para aumentar las capacidades, equipos e instalaciones.

También en ese mismo mes, entregó 10.821 kilos de chorizo, jamón, salchicha y chuleta al Banco de Alimentos de Costa Rica, el cual se encargó de distribuir los productos entre organizaciones que atienden a niños, mujeres, personas en situación de calle y con afectaciones de salud.

Kedy Chavarría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *