Jóvenes emprendedores innovan y se convierten en exportadores

Mar de Urano, sustituyó su producción de bikinis por mascarillas. Imagen: Archivo Diario El Ciudadano

  • Se ha logrado consolidar unos 320 empleos gracias a encadenamientos con otras pequeñas empresas, en medio de la crisis por Covid-19.

La crisis mundial que se vive, ha sacado lo mejor de los costarricenses entre ello, la creatividad en innovación que han tenido algunos. Sobre todo se destaca a quienes son emprendedores y logran convertir sus negocios en uno nuevo a tal punto en que ahora son exportadores.

La firma Mar de Urano, inició todo cuando sustituyó su producción de bikinis por mascarillas y hoy exporta 250 mil unidades semanales a Estados
Unidos y Reino Unido. Ahora genera alianzas con otros negocios y de la mano del gobierno recibe asesoramiento para continuar.

La ministra de Economía, Victoria Hernández, mencionó que “Mar de Urano se convirtió en una empresa tractora”, acotando que este es un ejemplo para otras pequeñas empresas y demuestra que Costa Rica es capaz de superar esta crisis.

Por otra parte, la Promotora de Comercio Exterior (PROCOMER) a acompañado a Mar de Urano y consistió en la asesoría tanto en los permisos como en el proceso de exportación.

“Continuaremos haciéndolo con esta y todas las empresas que quieran exportar. Esperamos que así como esta pyme se convirtió en exportadora en un contexto complejo, otras se sumen a los procesos de innovación y continúen su ruta hacia la internacionalización de sus bienes y servicios”, dijo la ministra de Comercio Exterior, Dyalá Jiménez.

Uno de los beneficiados en la alianza es el taller de costura Factor Textil de Centroamérica, propiedad de Henry Agüero y familia, es una de las pequeñas empresas que se han encadenado con la firma Mar de Urano para la producción y exportación de mascarillas de protección facial.

El taller cambió la producción de uniformes escolares e industriales por la de mascarillas y hasta este momento han logrado exportar 250 mil mascarillas semanales a Estados Unidos y Gran Bretaña y con encadenamientos que han brindado empleo a cerca de 320 personas.

Su propietario, Henry Agüero, explica que se enteraron de Mar de Urano por las redes sociales. “Nos contactamos con ellos y tuvimos que reinventarnos para no dejar a nuestros colaboradores sin trabajo y ser una empresa resiliente. En dos meses ya hemos producido miles de mascarillas”, relató.

Powered by Rock Convert
Fiorella Montoya Monge