Jugadoras comparten su vida entre el fútbol y ser madres

Julieth, Fernanda e Itza comparten su vida y sus pasiones con sus hijos. Fotos: Cortesía/ LACR

  • Cinco deportistas de equipos como Sporting FC, Municipal Pococí y Alajuelense son mamás

La responsabilidad aumenta, el cansancio y la división de tareas también, pero la satisfacción llega cuando ven a sus hijos apoyándolas desde la gradería, coreando el ¡vamos mami! y sobretodo celebrando sus logros, así es como cinco jugadoras de la máxima categoría dividen su vida entre el fútbol, el trabajo y el ser madres.

Una de ellas es Julieth Arias, arquera del Sporting quien a sus 27 años recibió la noticia.

“En ese primer momento donde me doy cuenta de mi embarazo, la primera sensación que tuve fue de susto, de miedo y de asombro porque no era algo que tenía planeado en mi vida. Sin embargo, ya después de unas cuantas horas la sensación cambia y todo se vuelve distinto, más de alegría, más de tranquilidad y felicidad”, recuerda Arias aquel momento cuando se enteró de la llegada de Emiliano.

Además, ese momento fue un impacto para su familia pues salían de una situación difícil, “teníamos poco de haber pasado una situación familiar muy fuerte como fue la pérdida de mi sobrino entonces cuando doy la noticia de mi embarazo creo que todo fue como una montaña rusa de sentimientos y emociones ya que no queríamos volver a pasar algo así. Sin embargo, creo que Dios nos regaló como familia esa tranquilidad para poder afrontarlo y darle la bienvenida a mi hijo, el cual nos llenó de alegría a todos”, mencionó Julieth.

Julieth aprovecha cada segundo con Emiliano, por ejemplo este viernes el día antes del Día de la Madre disfrutaron juntos. Foto: Cortesía Julieth Arias

En ese momento, la nacional jugaba con el Deportivo Saprissa, equipo en el que afirma su hijo tiene varias tías que aún continúan preguntando por él. A pesar de las alegrías que vivió hace dos años, menciona que una de las situaciones más difíciles fue adaptarse a ser madre y futbolista.

“Lo más difícil ha sido tener que perderme ciertos procesos de mi hijo durante su crecimiento, yo tengo dos trabajos y salgo alrededor de las 5:00 p.m., entreno súper temprano, a las 5:00 a.m., entonces paso mucho tiempo fuera de mi casa. Sin embargo también espero que algún día mi hijo lo entienda y se sienta orgulloso de mí porque cuando llego a mi casa trato de aprovecharlo al máximo, es la razón de mi vida y por quien me levanto todos los días”, dijo.

En medio del amor que solo una madre tiene, Julieth comparte su vida entre ser profesora de Educación Física, entrenadora de porteros en el Saint Francis, jugadora de fútbol y madre del pequeño Emiliano quien hace poco cumplió dos años y es el motor principal de la arquera.

Otra jugadora que es madre desde hace 10 años, es Fernanda Chavarría, quien en medio de sorpresas cuando apenas tenía 17 años se enteró que iba a convertirse en mamá.

“Una de las cosas más difíciles fue asimilar la noticia, ya que estaba en un proceso de selección y por supuesto eso me trajo abajo todo chance de poder fomar parte, ya con boleto a un Mundial Sub 20, pero también llegó lo más lindo o mágico y fue sentir los primeros movimientos de mi hija”, explica Chavarría quien en ese momento era jugadora de futsal con Zarcero.

Su hija la impulsó a cumplir sus sueños aunque eso significara perderse algunas cosas como el primer título de su hija en el Kinder, el cual vio por video llamada previo a una charla técnica pues viajó con la Selección Nacional a un torneo a Brasil, “mamá vaya cumpla su sueño, yo aquí cumpliré uno mío” fueron las palabras que su hija le dijo en aquel momento.

Fernanda fue madre a los 17 y hoy, 10 años después su hija la acompaña y alienta desde las graderías, así como también ha levantado títulos con ella. Foto: Cortesía Fernanda Chavarría.

Ahora con 10 años, no se pierde ni un solo juego; “aún sigo mirando a la gradería a ver si ella está bien, si me está viendo y con quién está porque habla hasta con los equipos rivales y siempre la escucho en algún momento del partido gritando ‘vamos mami’. Es una sensación que no tiene explicación”.

Chavarría afirma que como buena mamá futbolera le compró uniforme, tacos y la llevó a la escuela de fútbol pero en medio de risas recuerda el primer día y tras algunos meses entendió que su hija no sería futbolista, “pero le encanta el deporte, ella practica todo, y en lo que es impresionante es en la gimnasia tiene de gimnasta lo que yo de futbolista”, dijo.

Una jugadora más que comparte su vida como madre, esposa y futbolista es Itza Rodríguez del conjunto de Pococí; ella se enteró que sería madre a los 21 años cuando aún jugaba en canchas abiertas, en aquel momento se llenó de mucha alegría y calma al recibir la noticia. Volvió al fútbol cuando su hija ya tenía dos años y debió adaptarse.

“Es algo complicado porque ya mi tiempo no depende solo de mí, sino que también de mi hija y de mi pareja porque tengo dividirme como madre, esposa y futbolista. Tengo dos torneos de estar con el Municipal Pococí, es un poco complicado porque genera más compromiso y disciplina para poder llegar a los entrenamiento del equipo”, explicó la jugadora.

La pequeña Génesis de cinco años suena con seguir los pasos de su mamá y ser futbolista. Foto: Cortesía Itza Rodríguez.

Génesis Amanda ahora tiene cinco años y sueña con seguir los pasos de su mamá, incluso antes de la pandemia la acompañaba a los entrenamientos y siempre la sigue desde la gradería, “es algo muy bonito saber que mi hija está ahí apoyándome y tirándome besitos”, menciona Rodríguez.

Al igual que a las otras mamás futbolistas su hija se ha convertido en su principal fuente de motivación. “Me da las fuerzas de seguir luchando constantemente, es mi motor de vida para seguir día con día a pesar de los obstáculos en el camino y que se ponen las cosas un poco difíciles, pero el amor hacia ella y a este deporte que tanto me gusta y me apasiona me hace superar todo”, finalizó la jugadora.

Así como Julieth Arias, Fernanda Chavarría e Itza Rodríguez, las jugadoras Regina Lobo de Pococí y la capitana manuda Ivonne Rodríguez comparten su vida y pasión entre el fútbol y el ser madres.

Powered by Rock Convert
Fiorella Montoya Monge