• Cámaras de refrigeración, romanas, y mesas fueron algunos de los objetos donados.

Con una inversión de ₡20 millones, cuatro comunidades pesqueras del Golfo de Nicoya se vieron beneficiadas recibiendo equipamiento necesario para el funcionamiento de sus negocios luego de verse afectadas por el golpe causado por la pandemia de COVID-19. Los suministros fueron entregados este jueves y los fondos para este proyecto fueron aportados por el Banco Nacional y la Asociación MarViva.

Como parte de la iniciativa, se entregaron los implementos requeridos para el trabajo de tres recibidores de productos pesqueros ubicados en las comunidades de Colorado de Abangares, Puerto Níspero de Cañas y una pescadería, en Quebrada Honda de Nicoya. Además, fueron otorgados equipos y mobiliario para la remodelación de las instalaciones del restaurante El Pescador, también ubicado en Nicoya.

“MarViva asume el compromiso de apoyar a comunidades dedicadas responsablemente a la actividad pesquera artesanal en el Golfo de Nicoya para que puedan encontrar nuevas alternativas productivas y de reactivación económica. Gracias al apoyo del Banco Nacional y a nuestros aliados en el sector privado hemos podido ayudar a estas comunidades”, dijo Jorge Jiménez, director general de Fundación MarViva.

En marzo del 2020, el restaurante El Pescador en Quebrada Honda de Nicoya estaba listo para su reapertura, pero su funcionamiento solo unos pocos días debido a las medidas de cierre obligatorias impuestas desde el Ministerio de Salud a raíz de la pandemia. Gracias a la donación, el establecimiento pudo reabrir y cuenta ahora con juegos nuevos de mesas y sillas, un congelador, una cámara frigorífica, equipo y software para la facturación electrónica e infraestructura que responde a los requerimientos de la Ley 7600.

“Un año después nos sentimos muy optimistas y agradecidos con la Fundación MarViva y el Banco Nacional porque ya contamos con el mobiliario, los equipos e instrumentos necesarios para reanudar las operaciones de este negocio en beneficio de nuestra comunidad”, comentó Auxiliadora Díaz, presidenta de la Red del Golfo.

La Asociación de Pescadores Artesanales de Colorado podrá operar su recibidor de mariscos con equipo nuevo y propio. Este centro de acopio inició sus funciones en setiembre pasado en un edificio recién construido y con el personal necesario; sin embargo, enfrentaban muchas limitaciones en cuanto a equipo debido a que todo era prestado según indicó Enoc Rizo, presidente de la Asociación.

Los recibidores fueron dotados con equipos como cámaras de refrigeración, romanas, cuchillos para filetear, mesas, “bines” (tanques para almacenar pescado y hielo), equipos de cómputo, entre otros instrumentos. Con esta inversión en equipos alrededor de 450 personas de las comunidades de Colorado, Puerto Níspero, Pochote y Quebrada Honda se verán beneficiadas.

El plan se desarrolló en forma conjunta con la Asociación de Desarrollo Integral de Colorado de Abangares, la Asociación de Desarrollo Integral de Puerto Níspero de Cañas y la Asociación Red del Golfo.

Keylor Esquivel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *