• Las florenses ganaron la fase regular y la cuadrangular. Foto: Prensa Herediano

Una final adelantada se jugó en el Ricardo Saprissa, las moradas en busca del gane para obligar a gran final y las florenses con el empate o el gane para declararse campeonas en casa ajena.

En apenas 20 segundos Katherine Alvarado intentó con un disparo a marco pero las rojiamarillas reaccionaron de inmediato. Poco a poco fueron las dirigidas por Bernal Castillo quienes se crecieron, al 36′ Diana Sáenz con una gran corrida por la derecha remató pero se fue desviado y nadie cerró en el área.

Tres minutos después Carolina Venegas se descolgó en el área con la más clara de las moradas sin lograr la anotación, así fue como el partido se fue al descanso.

El complemento llegó con cambios, más ganas y sobre todo goles. Al 49′ las tibaseñas dieron la primera campanada tras un tiro de esquina que tocó Carolina Venegas de cabeza y que a tiempo Mariana Benavides desvió el balón.

En 62 minutos el juego cambió, un gran tiro libre de Cristin Granados que encontró la cabeza de Paula Coto, muy peligrosa en el área anotó el 0-1.

Luego de dos minutos, Saprissa intentó un despertar de su zaga y apareció la mejor jugadora de las moradas en el campo, Katherine Alvarado con mucha garra generó sola su jugada y remató para el empate.

Los últimos minutos fueron de dientes apretados, al 88′ la arquera Gabriela Valverde fue espectacular al desviar un remate con el pie, sin embargo fue en vano pues el juego quedó empatado 1-1.

El ninguno pudo con ellas se cantó en el Ricardo Saprissa, donde el Club Sport Herediano Femenino se proclamó campeón en casa ajena y suma su primer título nacional. 

Fiorella Montoya Monge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *