El Tecnológico de Costa Rica se integró como miembro del Comité Local del Corredor Biológico Interurbano Río Torres Reserva de la Biosfera (CBIRT-RB), conformado por diversas organizaciones civiles, gubernamentales y académicas, así como por empresas privadas y representantes de las municipalidades por donde transcurre este río.

Este Corredor tiene una longitud de 26 kilómetros, un área de casi 54 kilómetros cuadrados e involucra a 18 distritos de los cantones de San José, Goicoechea, Montes de Oca y Tibás. El río nace en Rancho Redondo de Goicoechea y concluye en la Planta Hidroeléctrica Electriona en Pavas de San José.

La iniciativa tiene como objetivo crear interconexiones entre las zonas verdes y boscosas de la microcuenca del río Torres para que las especies de flora y fauna amplíen su movilidad y haya un mayor intercambio genético.

De acuerdo con Beatriz Fernández, coordinadora del Comité Local, esto traerá muchos beneficios, tanto a los remanentes boscosos como a las ciudades instaladas alrededor del río. Entre otros, menciona la regulación del clima, la calidad del agua, el enriquecimiento del suelo y el valor paisajístico.

“Estamos trabajando en un proceso para consolidar una alianza público privada, conocida como “Pacto por el Torres” con las organizaciones estratégicas que tienen capacidad de influir con sus recursos y reglamentos directamente en la microcuenca”, destacó Fernández.

El TEC forma parte de esta alianza que ya suma 35 asociados, según datos de Biodiver_City San José, proyecto de cooperación entre los gobiernos de Alemania y Costa Rica que está acompañando de cerca el desarrollo de los Corredores Biológicos Interurbanos de los ríos Torres y María Aguilar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *