¿Y las reglas, para qué?

Las reglas existen por una razón, pero en palabras más simples: en Costa Rica todo el mundo hace de las restricciones y regulaciones, lo que le da la gana. Se ha visto reflejado durante muchísimos años de historia costarricense, claro ejemplo es la novela que relata las infinitas acciones corruptas de personas de poder, no solo político.

Si hablamos de agarrar las reglas por “donde más le convenga” y sus repercusiones corruptas más recientes, tenemos el caso de la Caja Costarricense de Seguro Social.

La Caja gastó cuatro millones de dólares para adquirir 12 millones mascarillas de dudosa procedencia, que luego fueron catalogadas como inservibles, a vendedores inexpertos; uno de ellos era una compañía de comunicación que había estado morosa a la Caja, la misma le terminó pagando, muy convenientemente, todo el monto adeudado en mayo del presente año.

¿Qué razones existirán por debajo de la mesa en adquirir equipo médico a empresas o personas fuera del ámbito de la salud, además de contemplar distintos precios y mercados?

Pero no solo instituciones públicas ajustan las reglas a sus necesidades, sino también personajes políticos como los y las diputadas de la Asamblea Legislativa. Ellos tienen múltiples fallos, pero hablemos de dos recientes: irse a vacaciones en media pandemia ignorando los flagelos del país e irrespetar todas las medidas de seguridad contra el Covid-19.

En el plenario se puede observar de todo, desde diputados juntándose para una foto (sin los dos metros de distancia entre ellos), diputados sin mascarilla o careta, hasta diputados conviviendo después del trabajo sin ninguna media de seguridad.

¿Será que a ellos no les afecta el virus? Al igual que a las muchas personas que desobedecen las órdenes sanitarias. Es fácil encontrar personas rompiendo sus burbujas sociales, o peor aún, ajustando el término de “burbuja social” a su conveniencia.

Irse a la playa con los amigos que no viven en su misma casa y reunirse con las parejas, amigos o familiares que no viven en su misma casa, solo reflejan un pensamiento en común: las reglas las ajusto a mis necesidades y a mis creencias.

Todas las acciones detalladas anteriormente irradian la falta de solidaridad de los ticos y el común dicho “las reglas se hicieron para romperse”. Lo más impactante de todo esto serán los resultados económicos, sanitarios, políticos y sociales que están por venir. A prepararse, que en esta vida pagan justos por pecadores.

Powered by Rock Convert
Glendy Pérez
Latest posts by Glendy Pérez (see all)