Aprobación de ley que mejora la condición de las MIPYMES en primer debate

  • El proyecto de ley fue propuesto por la diputada María José Corrales del PLN.

El pasado mes de junio, el Centro Latinoamericano de Innovación y Emprendimiento (CELIEM) celebró la aprobación en primer debate del Proyecto 21. 524 “Ley de Fomento e Incentivos a los Emprendimientos y las Microempresas”. Esta ley tiene como objetivo estimular y fortalecer el emprendimiento por medio de incentivos, así como de apoyo al emprendedor; además, permitirá agilizar los procesos de formalización y la reincorporación de las MIPYMEs a la economía nacional.

En específico los aspectos que contempla este proyecto son, promover el espíritu cultura emprendedora, la creación de instrumentos que fomenten la producción, generando condiciones y estímulos que permitan la igualdad de oportunidades; así como eliminar las barreras burocráticas y de procedimientos innecesarios.

“Es un paso relevante e importante que se orienta en facilitar los procesos de formalización de los emprendimientos y generar condiciones favorables para ellos. Por eso lo celebramos, sin embargo, que aún con ese avance, hay importantes tareas que deben poner en la dimensión correcta a la mipyme como actor relevante de la reactivación económica que requiere el país”, comentó Luis Álvarez Soto, Director Ejecutivo de CELIEM.

Álvarez agregó que en el centro han  llamado la atención a partir de monitoreos realizados sobre la necesidad de una agenda de reactivación de la mipyme, “en esa línea presentamos en octubre anterior, una propuesta denominada “Agenda para la reactivación económica de la MIPYME Costarricense en el contexto del COVID-19” que integra ocho áreas y 23 posibles medidas”.

En los puntos contemplados en la agenda se encuentran: eliminar la práctica de la retroactividad en el pago de cargas sociales cuando las empresas se formalizan y simplificar los procesos de trámites para la formalización de nuevas empresas y de trámites de operación, aspectos que impactarían de manera positiva en el desarrollo de la mipymes en el país; además, fortalece la formalización de las mipymes. Así mismo, el Estado debe promover una política de incentivos dirigidos hacia las mipymes como la depreciación acelerada, la reinversión de utilidades, las compras del Estado, los gastos deducibles en capacitación del recurso humano, las cargas sociales aplicadas de modo gradual y las amnistías.

Con respecto al financiamiento, se debe hacer efectiva la colocación por parte de los operadores financieros de los recursos que el Sistema Banca para el Desarrollo (SBD). Así como, incentivar el uso de fondos de avales y garantías del SDB y del FODEMIPYME.

“Las secuelas que ha dejado esta pandemia, sobre el estado de la economía, son preocupantes. Urgen acciones que fomenten la productividad, la innovación y la generación de empleo y eso precisamente es lo que persigue este proyecto de ley aprobado en primer debate, que busca atender problemas estructurales que incluso venían arrastrándose desde antes de la emergencia nacional producto de la ausencia de una ruta clara que permita apoyar, sobre todo, a los pequeños emprendimientos”, manifestó la diputada y jefa de fracción del Partido Liberación Nacional, María José Corrales, proponente del proyecto.

Jossette Viquez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_CRSpanish