• Afirmó que el problema con la UPAD fue un error en la redacción del artículo siete.

El presidente Carlos Alvarado compareció está mañana ante los diputados por la investigación de la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD), dicha comparecencia inició a las 10 de la mañana. Alvarado mencionó que puede asegurar que ningún costarricense fue espiado con la información que se obtuvo con la creación de la UPAD.

“Viéndolos a los ojos puedo asegurar que ni uno de los costarricense fue espiado o ha visto comprometida su privacidad con estos proyectos que se desarrollaron”, agregó Alvarado.

Según Alvarado, la Upad se creó para desarrollar una política pública de precisión, y nadie espió a nadie ni vendió ningún tipo de información con el fin de beneficiar a algún tercero. Lo que se hizo fue analizar datos para brindar soluciones o un mejor servicio, como se haría en los países desarrollados y en un país miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Resaltó que la unidad buscaba datos con fines estadísticos y no con los fines personales como algunas personas creyeron.

Mencionó logros obtenidos gracias al procesamiento de datos dentro de su mandato, entre los cuales están que el gasto corriente del gobierno sin interés disminuyó hasta alcanzar un 0.77% anual, también se logró el desarrollo de más de 240 proyectos de infraestructura en instituciones del Ministerio de Educación Pública (MEP).

El Presidente afirmó que a raíz de la creación de la UPAD, existieron muchas calumnias las cuales quisieron relacionarlo con una forma de gobierno la cual el no representa, y aclaró que:

  • No hubo nada relacionado con espionaje.
  • En ningún momento se han comercializado o vendido datos con fines políticos u otros.
  • No hubo mal uso de recursos públicos, cada funcionario recibió el salario justo por el puesto en que se desarrolla.

Alvarado fue vehemente en decir que Costa Rica no está en un momento para realizar este tipo de afirmaciones, y que no le parece lógico que se interrumpa las agendas de los distintos órganos en el momento en que el país está luchando contra una pandemia y buscando alcanzar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Reconozco que hubo un error en el decreto y puedo venir a rendir cuentas, porque en todo momento he buscado utilizar la ciencia y los datos para las mejoras de políticas públicas del país,” dijo Alvarado.

Alvarado mencionó que el capítulo que hoy se escribe no se debe repetir en la historia, no por él, sino, por el respeto al puesto de la Presidencia de la Republica y a los próximos mandatarios que vendrán. Además, aseguró que les recomendará a los próximos gobernantes la implementación del análisis de datos de precisión para la mejora de políticas públicas.

Por último, cerró su turno mencionando que se presentaba con mucha responsabilidad, pero también con tranquilidad porque sabe que firmó el decreto de buena fe, sin embargo, luego se dio cuenta que existía un error de redacción dentro del artículo siete que generó todo este problema y afirmó que para él este decreto no es ilegal, simplemente fue un error a la hora de redactar un artículo.

Keylor Esquivel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *