Cinco conflictos que estarán bajo la lupa este 2020

El 2019 concluye dentro de pocas horas. El cambio de año es un momento que muchas personas alrededor del mundo esperan con ansias, pues lo ven como un símbolo de renovación, una oportunidad para empezar desde el cero.

Sin embargo, la arena geopolítica siempre, o casi siempre, prefiere quedarse ajena a las supersticiones. El nuevo año 2020 sin duda traerá protagonistas e historias para contar y analizar.

Aquí, hacemos un recuento de 5 conflictos globales a tener en cuenta durante los próximos 366 días (2020 es año bisiesto).

  1. Afganistán.
El conflicto afgano cumpliría 19 años en septiembre próximo

Después de los ataques del 11 de septiembre del 2001 contra las torres gemelas, el ejército de los Estados Unidos fijó su mira a un nuevo objetivo: Afganistán, donde los líderes de Al Qaeda tenían su base. El mundo solo se sentó a contar los días para que comenzara la invasión inminente.

La invasión, calculada para derrotar a los talibanes y a Al Qaeda, se convirtió en una guerra que ya lleva 18 años.

Tras un alto en el diálogo, Donald Trump visitó Afganistán en noviembre con el fin de reiniciar las negociaciones. La principal demanda de los talibanes es que Estados Unidos retire sus tropas, a cambio, los insurgentes romperían sus relaciones con Al Qaeda.

La mejor opción que tiene Estados Unidos es buscar un acuerdo con los talibanes, pues mantener a las tropas solo haría del conflicto una guerra interminable.

2. Yemen.

Yemen vive la peor crisis humanitaria en el mundo por un conflicto armado, según la ONU. Foto: Hani Mohammed / AP.

Los rebeldes hutíes, musulmanes chiitas que durante mucho tiempo se han sentido marginados en el país de mayoría sunita, emprendieron manifestaciones contra el gobierno desde mediados del 2014.

Desde enero del 2015, los hutíes comenzaron a ganar territorios en el país, incluyendo la capital Saná. Ese avance, obligó al presidente sunita Abu Rabu Mansour Hadi a renunciar, sin embargo, Mansour continúa siendo el presidente reconocido por la comunidad internacional.

Desde entonces, han surgido grupos separatistas anti hutíes, apoyados por Arabia Saudita, que ingresó a la guerra en 2015 en respuesta directa a sus intereses en la región.

Los combates y ataques transfronterizos, que han cobrado la vida de más de 100 mil personas y han sumido a otros millones en la hambruna, se han reducido, por lo que la Organización de Naciones Unidas (ONU) podría comenzar procesos de diálogo para la paz en 2020.

3. Estados Unidos, Israel, Irán y el Golfo Pérsico.

Decenas de miles de iraníes se unieron para conmemorar el aniversario de la Revolución Islámica aprovechando la ocasión para condenar los continuos ataques verbales de Estados Unidos contra su país.

La administración Trump no deja de convertir la diplomacia internacional en un nido de avispas, y desde el 8 de mayo del 2018, cuando retiró a los Estados Unidos del tratado nuclear con Irán, suscrito en 2015, el país árabe ha respondido con un aumento gradual de su programa nuclear, violando así dicho acuerdo.

Si los avances iraníes continúan, Estados Unidos e Israel podrían recurrir a la acción militar, algo que agravaría por montones la crisis en los estados del Golfo Pérsico.

Un avance diplomático que reduzca las tensiones entre los estados del golfo e Irán sigue siendo posible. Incluso un acuerdo entre Washington y Teherán lo es, pero con menos probabilidad, ya que Trump insiste en calificar a Irán como “un país exportador de terrorismo”.

4. Corea del Norte y Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos y el líder de Corea del Norte se saludan tras un histórico encuentro en Singapur / Reuters

Ambos países firmaron un acuerdo de desnuclearización en junio del 2018 en Singapur, pero eso no le ha impedido al líder norcoreano Kim Jong-un realizar pruebas misilísticas, acciones que por supuesto, Estados Unidos reprueba.

El pasado 3 de diciembre, Corea del Norte señaló que se acercaba el plazo límite de fin de año para que Washington presente una nueva propuesta en sus conversaciones nucleares, y advirtió que dependería de Estados Unidos el tipo de “regalo de navidad” que quisiera obtener, esto por supuesto, causó tensión en el ambiente.

Tras dos cumbres (Singapur 2018 y Hanói 2019) y al parecer ningún acuerdo concreto de desnuclearización, otra reunión mal preparada o un estancamiento de las propuestas, podría causar que alguna de las partes se sienta disconforme o en desventaja, acabando con la frágil distensión construida.

5. Siria.

Siria, un país devastado por los conflictos, solo busca el momento para renacer de los escombros.

A mediados de 2018, parecía que la guerra siria estaba consiguiendo un equilibrio que trajera la paz, aunque en un territorio fragmentado. El régimen de Bashar al Assad, con la ayuda de Irán y Rusia, estaba ganando posiciones en forma muy rápida y controlaba la mayoría del país.

ISIS parecía derrotado. Israel, Irán y Rusia mantenían el control sobre áreas estratégicas en el suroeste; Estados Unidos y Turquía en el noroeste. Sin embargo, el retiro de las tropas estadounidenses significó el abandono de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), las milicias kurdas que fueron socias de las fuerzas estadounidenses en la lucha contra el Estado Islámico y que controla aproximadamente un tercio del territorio sirio.

Las tropas turcas avanzaron, y las respuestas de Rusia y el régimen de Al Assad no se hicieron esperar. El 24 de diciembre anterior, un bombardeo ruso dejó como saldo ocho personas muertas, entre ellas cinco niños, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

En la región de Idlib, al noroeste de Siria, solo en estas últimas dos semanas 235 mil personas han tenido que desplazarse, muchas sin tener claro a dónde ir.

El mundo está lejos de la paz, a este artículo se le quedan por fuera los conflictos en Libia, Burkina Faso, Cachemira, Etiopía, Nigeria, Ucrania, Latinoamérica, etc… conflictos que no se solucionarán con un simple cambio de calendario.

El 2020 traerá un acontecer geopolítico intenso, y cada ficha que se mueva, lo haga ojalá por el bien común, que los países involucrados sepan apartarse de sus intereses personales.

Powered by Rock Convert