• Los contribuyentes deben iniciar la preparación de su información contable y financiera con anticipación para poder cumplir con los requerimientos de este mega período fiscal durante el 2020 en el país.

El 2020 trae consigo cambios muy importantes para los contribuyentes con respecto a cómo se mide el periodo fiscal en Costa Rica. El principal cambio será con respecto a la fecha en que se realice el cierre fiscal. A partir de este año será el 31 de diciembre y no el 30 de septiembre como se acostumbraba. Esta situación, significa que el período fiscal 2020 será de 15 meses, tres más que los 12 acostumbrados, lo que obliga a las empresas y contribuyentes a contemplar e incluir información adicional para la elaboración de sus declaraciones del Impuesto sobre la Renta.

Leer más: La tendencia y consolidación del modelo SASE en seguridad.

“Que los contribuyentes hagan con tiempo el análisis de su contabilidad les va a permitir gestionar ciertas estrategias para manejar sus flujos de efectivo de una manera más eficiente, principalmente tomando en cuenta que deberán contemplar tres meses adicionales en sus cuentas que antes no incluían, al menos durante este año”, dijo el CEO de la firma TPC Group, Carlos Vargas.

Pero, ¿Cómo pueden los contribuyentes prepararse con tiempo para el cierre fiscal que se realizará el 31 de diciembre del 2020? Para Vargas, los contribuyentes deben tomar en cuenta cinco recomendaciones:

  • Revisar a que régimen pertenece (Tradicional, Simplificado o Agropecuario) y validar el período de cierre fiscal y presentación de declaraciones. De acuerdo al régimen en el que está inscrito, así será el tipo de declaraciones y las fechas en que debe presentarlas, así como las fechas de pago de sus impuestos.
  • Reconocer si el registro como contribuyente ante Hacienda es como una persona física o persona jurídica ya que el tramo del Impuesto sobre la Renta que debe pagar es distinto de acuerdo al tipo de contribuyente (físico o jurídico) que sea.
  • Validar si el sistema de facturación electrónica que usted utiliza le genera reportes que le faciliten obtener la información de sus impuestos, además, corroborar si cuenta con toda la información de su facturación y aceptación de gastos de forma ordenada y clasificada.
  • Hacer una proyección de la Declaración de Renta a diciembre 2020. Esta proyección se realiza considerando los posibles ingresos y gastos del contribuyente para los meses restantes. Realizarlo le permitirá estimar la utilidad y el impuesto a pagar permitiéndole prepararse financieramente. En el caso de la persona física lucrativa también debe considerar si le aplica para uno de los créditos y la base exenta.
  • Las pequeñas y medianas empresas deben tener un estado de resultados a setiembre 2019 y proyectarse al cierre diciembre 2019, para ver cómo resulta el impuesto a la renta proyectado.
Jose Andrés Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *