• En Costa Rica cerca de 4.000 unidades de medicamentos han sido decomisados a inicios del 2021.

Uno de los problemas que aumentas con los años es el comercio ilegal de medicamentos, y esto es una amenaza la salud pública y las economías de las naciones; la Federación Centroamericana y del Caribe de Laboratorios Farmacéuticos (Fedefarma), hace un llamado a la población a mantenerse alerta al comprar medicamentos e informarse acerca de su efectividad y autenticidad.

“Conocemos que la situación de pandemia, aunado a la circulación de fake news, ha incentivado el comercio ilegal de sustancias vendidas como medicamentos para evitar el contagio o disminuir los síntomas de la COVID-19, cuya efectividad no tiene ningún sustento científico.  Ésta es una situación preocupante que pone en riesgo la salud pública”, resaltó Victoria Brenes, Directora Ejecutiva de Fedefarma.

Victoria Brenes, Directora Ejecutiva de Fedefarma.

Fedefarma hace énfasis de que es de gran importancia tomar acciones para prevenir, detectar y responder a la expansión creciente de medicinas falsificadas e ilícitas.

Un estudio realizado por por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea estimó que las medicinas falsas le cuestan al sector farmacéutico € 10,2 mil millones cada año, lo que resulta en la pérdida de 90,000 empleos, así como € 1,7 mil millones en ingresos gubernamentales perdidos.

Costa Rica. En nuestro país, hasta lo que se lleva del 2021,han decomisado 4.000 unidades de medicamentos contrabandeados desde Nicaragua, entre los medicamentos que han encontrado son antibióticos, multivitamínicos, analgésicos y antihistamínicos, sicotrópicos y anticonceptivos.

Datos oficiales de la Policía de Control Fiscal de Costa Rica detallan que para el año 2017, se lograron decomisar 224.053 unidades de fármacos falsificados.

Consecuencias del comercio ilegal de fármacos

  • Ponen en peligro la salud, prolongan las enfermedades o pueden ocasionar la muerte;
  • Promueven la resistencia a los antimicrobianos y la transmisión de las infecciones farmacorresistentes;
  • Minan la confianza en los profesionales de la salud y en los sistemas sanitarios;
  • Crean desconfianza acerca de la eficacia de vacunas y medicamentos;
  • Reducen los limitados presupuestos de las familias y los sistemas de salud;
  • Proporcionan ingresos a las redes de delincuencia

La empresa UNIMER, destaca que un 35% de la población admite que ha comprado productos de contrabando. Ello se traduce en pérdidas de hasta $100 millones por año, así lo indican estimaciones del Ministerio de Hacienda.

Declaraciones de Victoria Brenes, Directora Ejecutiva de Fedefarma :

Kedy Chavarría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *