• Lograr una nutrición adecuada puede ayudar durante el tratamiento oncológico. |Fotografía cortesía Agenda CR.

Los tratamientos para combatir el cáncer pueden provocar experiencias abrumadoras, sin embargo, una buena nutrición durante la quimioterapia puede marcar la diferencia.

Las dietas balanceadas contribuyen a mantener la fuerza y apoyar la recuperación, no obstante, lograr esa buena nutrición puede ser complicado debido a los efectos secundarios por la quimioterapia como lo son la pérdida de apetito, lo que impide obtener los nutrientes que el cuerpo necesita.

¿Cómo afecta la quimioterapia al cuerpo?: La quimioterapia es un tratamiento que se utiliza para atacar y destruir las células cancerosas de crecimiento rápido, en este proceso también se ven afectadas las células sanas, lo que impacta tu salud en general.


“La quimioterapia afecta áreas como el tracto gastrointestinal, incluyendo la boca, la garganta, el esófago, el estómago y los intestinos, y puede causar efectos secundarios no deseados como sequedad en la boca, úlceras bucales, dificultad para tragar, problemas con la digestión diarrea, estreñimiento y pérdida de peso” comentó la Dra. Yumaira Chacón, Gerente Médico en Abbott.

Imagen con fines ilustrativos.

Buena nutrición durante el tratamiento de cáncer: La Nutrición no solo es fundamental durante el tratamiento de cáncer, es vital antes del tratamiento una vez que se diagnostica; durante y a lo largo de la recuperación. La alimentación durante la quimioterapia debe de tener los nutrientes adecuados para lograr una dieta equilibrada, tal y como lo son los: líquidos, calorías, proteínas, y fibras.

Cómo obtener los nutrientes que se necesitan:

  • Para los días buenos, es recomendable incluir proteínas como carnes magras, frijoles, lentejas y lácteos bajos en grasa.
  • Beber líquidos en cada comida y entre comidas.
  • Consumir jengibre en sus diferentes variedades para aliviar náuseas.
  • En los días de malestar, es importante tomar líquidos claros como lo son el agua, caldo, té, gelatina, bebidas frías y alimentos blandos.
  • Fortalecer los alimentos con calorías o proteínas.
  • Hablar con el equipo médico sobre la posibilidad de complementar la alimentación con una formula especializada para sumar calorías y nutrientes.

Es importante estar acompañado de un nutricionista para que puedan determinar tus necesidades individuales de nutrición, y se debe de recodar que no estás solo en esto, pídele apoyo a tus familiares, amistades, seres queridos y equipo de trabajo. Si no tienes la energía para comer o preparar una comida, permite que las personas a tu alrededor te ayuden en este proceso.

Powered by Rock Convert

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *