Enel y Deloitte presentaron resultados de la hoja de ruta para la transición energética 2050

  • Una de las principales conclusiones del estudio es que al 2050, se alcanzará la carbono neutralidad, gracias a los esfuerzos adicionales por implementar medidas de descarbonización, como lo establece el Plan Nacional de Descarbonización.
  • Los resultados del estudio en Costa Rica muestran la importancia de promover entre otros la movilidad eléctrica de cara a la descarbonización del sector transporte.
  • Este estudio se ha replicado en otros 7 países de Latinoamérica tales como: Colombia, Guatemala, Perú, Chile, Argentina, Brasil y Panamá.

En la búsqueda por impulsar la descarbonización y cumplir con los objetivos pactados por el país para el 2050, Enel en alianza con la firma de consultores Deloitte,presentó los resultados del estudio Hoja de Ruta para la Transición Energética en Costa Rica con visión a 2050. Este estudio se desarrolló en una serie de 3 talleres en los que participaron activamente diferentes organizaciones del sector público y privado.

El estudio y modelación analizó varios escenariosenergéticos del país en sectores tales como: sector residencial, comercial, industrial, público, transporte, energía y redes eléctricas, que incluía propuestas de políticas públicas para lograr la consecución del objetivo de carbono neutralidad en el territorio. 

El trabajo se desarrolló durante 7 meses, se realizaron 3 workshops y dos mesas técnicas con el objetivo de socializar los análisis realizados a un conjunto de empresarios, gremios y autoridades, a fin de construir una ruta para que el país alcance la neutralidad de carbono en 2050. Esta ruta se da a partir de los resultados que se obtienen con la robusta herramienta de modelación TIMES, que simula el comportamiento del sistema energético costarricense bajo escenarios que muestran diferentes trayectorias de descarbonización para la oferta y demanda de energía.

“Partiendo de que esta transición es un reto y de que cada país deberá abordarla de una forma, este estudio inicial es una posible hoja de ruta, no quiere decir que sea la única o que no se pueda ir cambiando e incorporando nuevas oportunidades de recurso. Queremos poner encima de la mesa el tema del cambio climático y que sea un ejercicio para pensar, para reflexionar e indicar un potencial camino”, señaló Lucio Rubio, director general de Enel Colombia y Centroamérica.

Además, Lucio Rubio destacó, “lo que queremos es generar esas ideas y provocar un debate en torno a la línea de tiempo que se requiere para que se dé un proceso de transición energética ordenado. Al mismo tiempo este estudio es una herramienta muy importante, por un lado y de manera educativa ayuda a identificar cómo se puede generar conciencia alrededor de la problemática del cambio climático. Y por otro lado, es un factor de cambio y motivación para los diferentes públicos, pues se busca pasar de las ideas a actos concretos con planes técnicos y viables que pueden orientar sobre cuál es el mejor camino para lograr los resultados establecidos”.

Para el desarrollo de este estudio se contó con la participación de representantes de instituciones como: Centro Nacional de Control de Electricidad (CENCE), Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL),la Asociación Costarricense de Movilidad Eléctrica(ASOMOVE), el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Core Regulatorio,Alianza de Empresas para el Desarrollo, Deloitte y Grupo Enel, entre otras. 

Durante la presentación de los resultados se contó con la participación de Mauricio Moreno, Asesor de Gerencia General CNFL, quien indicó que América Latina tiene un mundo de oportunidades en temas de descarbonización y para esto se deben valorar tres aspectos clave: la oferta energética, la demanda que tiene muchas oportunidades de mejora y la transición de un mercado eléctrico a un mercado energético.

En el evento se resaltó que en Costa Rica, hasta el momento, no se ha logrado alcanzar los compromisos relacionados a las cuotas acordadas en el Acuerdo de Paris, por lo que cualquier acción que se tome va a resultar en una disminución o en un impacto positivo de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero. 

Karla Chaves, miembro de la Junta Directiva de Alianza de Empresas para el Desarrollo mencionó que para que se dé un cambio real se tienen que incorporar los siguientes temas: una migración a la economía circular que impulse ese cambio climático; contar con confianza, coherencia y comunicación entre los diferentes grupos de interés y cambiar de paradigma potenciando una responsabilidad individual más que una colectiva. 

Las conclusiones para Costa Rica bajo el escenario más prometedor mostraron:

Al 2030, el valor absoluto de emisiones netas en este escenario es de 9 millones de toneladas de CO2 incluyendo todas las emisiones y todos los Sectores, en línea con la Contribución Nacionalmente Determinada de Costa Rica (NDC). 

Al 2050, se alcanza la carbono neutralidad, resultado de los esfuerzos adicionales en implementación de medidas de descarbonización (en línea con lo establecido en el Plan Nacional de Descarbonización): 

• Desarrollo de técnicas de almacenamiento de energía como soporte del desarrollo de las energías renovables, la mejora de la calidad de servicio y reducción de costos. 

• Potenciar los beneficios de la generación distribuida. 

• Promover la reducción de emisiones del sector residuos y promover la economía circular en todos los sectores como acelerador transversal. 

• Avanzar en la promoción del desarrollo de hidrogeno verde para acelerar la transición energética. 

• Implementación de best practices en el sector ligado al uso de suelo, cambio de usos de suelo y silvicultura para constituir sumideros de carbono. 

Estos estudios de hoja de ruta, que Enel viene promoviendo en otros siete países de Latinoamérica como Argentina, Brasil, Chile, Perú, Colombia, Panamá y Guatemala, buscan generar lineamientos que trasciendan y contribuyan a generar consciencia social para descarbonizar la economía, y de esta manera contribuir de manera concreta en la lucha contra el cambio climático. 

Los resultados del estudio en Costa Rica muestran la importancia de descarbonizar un sector muy complejo como es el sector transporte y cómo hacer que la movilidad eléctrica sea una realidad en todos los países donde está presente Enel. Por ejemplo, en la ciudad de Bogotá se tiene la implementación,a final de año, de más de 1.600 buses eléctricos que van a formar parte de las rutas de transporte masivo y hace 2 semanas se inauguró el patio de recarga más grande en toda Latinoamérica con 108cargadores eléctricos para más de 200 buses. 

El Grupo Enel, comprometido con la modernización e impulso hacia la transición energética, tiene como objetivo ser una compañía cero emisiones a 2040 para contribuir de manera concreta a la lucha contra el cambio climático. Por tal razón, considera que un verdadero proceso de transformación es aquel donde la electrificación es el factor más importante porque representa grandes cambios en materia de nuevas tecnologías y nuevos usos de la energía. 

Glenn Hernández C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_CRSpanish