• El hecho se dio esta mañana en el parqueo de un comercio en Escazú.

El llanto de un bebé encerrado dentro un carro fue la alarma que hizo posible su rescate por parte de un grupo de personas, quienes reaccionaron de manera rápida al romper una de las ventanas del vehículo para poder sacar al menor.

El suceso se dio en el parqueo de Pequeño Mundo en Guachipelín de Escazú, aproximadamente a las 11:35 de la mañana.

“Todos desesperados, escuchamos a la niña, de inmediato buscamos si alguna puerta estaba abierta y al no observar nada, decidimos romper la ventana del auto” dijo un testigo de apellido Fernández.

Al cabo de 10 minutos de haberse hecho efectivo el rescate, llegó al lugar una mujer afirmando ser la madre del menor, y de inmediato tuvo que recibir atención médica porque se encontraba alterada.

Algunas de las personas presentes se mostraron molestas y no se guardaron sus reclamos contra la supuesta encargada del infante.

Según se dio a conocer por medio del sitio mundoescazu.com, el menor, de entre tres y seis meses de edad, se encuentra en buenas condiciones de salud.

Este tipo de situaciones representan mucho peligro, especialmente en horas de mucho calor. Cuando el cuerpo humano alcanza temperaturas superiores a los 40 grados, los órganos corren el riesgo de sufrir un daño irreversible. Los niños son especialmente vulnerables porque su cuerpo se calienta entre tres y cinco veces más rápido que el de un adulto.

Powered by Rock Convert

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *