Henry Figueroa: “Todo se me fue de las manos”

  • Imagen: Liga Deportiva Alajuelense

El defensor hondureño Henry Figueroa está metido  en una gran polémica después de haber sido despedido por Alajuelense el pasado martes 24 de diciembre.

Su salida estuvo rodeada de un gran misterio que su propio club explicó, según el directivo Federico Calderón, el zaguero recibió un permiso de dos días para resolver un tema familiar en Honduras, pero Henry se terminó presentando a los entrenamientos seis días después de la fecha pactada sin justificar su ausencia, razón suficiente para ser despedido.

Las dudas y preguntas fueron esclareciendo a medias, cuando el Diario Diez de Honduras logró entrevistar al defensa y este confesó que la situación es más complicada de lo que pensaba.

“Al salir del partido mi esposa recibí una llamada de mi casa, llamadas que no puedo contar lo que decían, de delicado. Yo decidí venir a arreglar todo a mi país después del juego, todo se me fue de las manos y tuve que tomarme más días para arreglar la situación”, confesó Figueroa a Diario Diez.

Situación que según comentó el defensa se le complicó y aseguró que lo más importante es la seguridad de su familia, además aclaró que su abuela no ha fallecido.

Sin embargo, en Costa Rica la Comisión Antidopaje de la Federación de Fútbol irá tras el jugador para iniciar una investigación y conocer la razón del por qué se ausentó de una prueba antidoping a la que fue elegido el ocho de diciembre mediante un sorteo y en el que finalmente fue sustituido por Jonathan Moya.

“Me gustaría explicarte bien a fondo ero no puedo. Se están enfocando más e por qué no hice la prueba doping cuando hay una situación delicada. Ahorita lo más importante es la seguridad de mi familia”, le comentó al periodista hondureño Julio Cruz.

De momento el caso continua en investigación y a la espera de lo que suceda tras la salida del hondureño.

Powered by Rock Convert
David Bonilla