INVU entregó viviendas en complejo habitacional en el centro de Hojancha

Realtor agent giving a key of apartment to new owner after signed lease agreement.

  • El costo estimado del proyecto es de ¢1.484 mil millones.

56 familias en situación vulnerable vieron convertido en realidad su sueño de tener casa propia la semana anterior, cuando recibieron sus viviendas construidas por el Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU) en el Conjunto Habitacional Hojancha.

Irene Campos, ministra de Vivienda y Asentamientos Humanos, Erick Solano, presidente ejecutivo del INVU Erick Solano, y Claudia Dobles, Primera Dama de la República y coordinadora de la Región Chorotega, participaron en el acto de la firma de los contratos de comodatos. La actividad se desarrolló bajo estrictos protocolos sanitarios en toldos instalados en el mismo proyecto. El comodato es una figura legal que permite a las familias residir en sus viviendas hasta el otorgamiento de la escritura.

El complejo habitacional se desarrolló en un área de aproximadamente 23.000 m2 y cuenta con las obras de infraestructura requeridas para urbanizar como calles públicas asfaltadas, alcantarillado pluvial, señalización vertical y horizontal, electrificación, sistema de agua potable, aceras, cordón y caño, entre otras.  Las viviendas son tipo horizontal, de 42,00 m² de construcción y de un nivel, utilizando el sistema constructivo de mampostería integral con blocks de concreto.

Erick Solano comentó que la conclusión del proyecto y la entrega de las soluciones habitacionales a las familias beneficiarias se convierte en la materialización de un gran esfuerzo de todos los actores involucrados, que permite al Instituto cumplir, una vez más, con una de las funciones que tiene asignadas por el ordenamiento jurídico, como es la garantía de acceso a una vivienda digna.

El costo estimado del proyecto es de ¢1.484 mil millones, que incluye las obras de infraestructura y la construcción de las soluciones habitacionales. Se financia a través del Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi), por medio del bono familiar de vivienda, de conformidad con el artículo 59 de la Ley del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda.

La construcción inició en julio de 2018 y fue desarrollada por el consorcio Soluciones Técnicas de Calidad STC S.A. y Cooperativa de Servicios Técnicos, en conjunto con la Fundación Promotora de Vivienda (Fuprovi).

“Este 2021 continuamos con la meta de reducir las brechas sociales presentes en la provincia de Guanacaste y en todo el país y permitir a la población tener más y mejores oportunidades”, dijo Dagoberto Hidalgo, gerente general del Banhvi.

Gracias a este acto de formalización de los contratos de comodato, las familias podrán acceder a servicios básicos. Este desarrollo forma parte de la cartera de proyectos de vivienda que el INVU ejecuta y que entregará durante este año del Bicentenario.

Keylor Esquivel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_CRSpanish