• Ian Smith llegó al cuadro manudo para disputar el Apertura 2020. Imagen de El Observador

El fútbol nacional ha repatriado a varios futbolistas que hace un tiempo se habían convirtieron en legionarios. A algunos no les duró mucho la travesía fuera de nuestras fronteras y poco a poco se va observando como muchos de esos jugadores regresan al país. Algunos son de la época dorada de la Selección, mientras que otros de la nueva camada.

Jugadores como Ian Smith (Alajuelense), Wilmer Azofeifa (San Carlos), Jimmy Marín (Saprissa), son algunos de los jóvenes que intentaron mostrar sus armas en el extranjero, sin embargo, por una u otra razón no lograron adaptarse o tener continuidad para seguir jugando en las distintas ligas.

Agustín Lleida, Gerente Deportivo de la Liga Deportiva Alajuelense comenta por qué es que los jugadores regresan: “Porque cuando se fueron no estaban preparados para competir fuera ya sea por ritmo de juego, estructura muscular, aspectos técnicos o de toma de decisiones, o bien, porque no lograron a nivel cultural adaptarse a los nuevos entornos. No solo ellos, en algunas ocasiones también sus familias”.

A pesar de esto, la realidad es que cada caso es muy diferente y no todos se regresan por la misma razón. “Si es cierto que algunos jóvenes de los que salieron están regresando al país, yo creo que es difícil sacar una conclusión general para todos, creo que hay que ver caso a caso. Algunas de las razones pueden ser que regresan para estar más cerca de la selección y no perder esa oportunidad de jugar una Copa Oro o un Mundial”, explicó Lleida.

Jimmy Marín ha tenido participación en 356 minutos en el presente certamen. Imagen de ESPN

Aunque los jugadores regresan al país, no siempre se debe ver como un retroceso para el jugador y, más bien,  se debe aprovechar para subir el nivel del Campeonato Nacional: “Por supuesto que el que regrese estos jugadores, que primero se fueron por su talento y que ahora llegan con ese plus de la experiencia, aumenta el nivel del futbol nacional. No solo a nivel de juego, también a nivel de mentalidad y profesionalismo”, comentó Lleida.

Si bien es cierto, todo jugador desea convertirse en legionario, sin embargo, el fútbol costarricense ha estado ofreciendo condiciones parecidas a las de algunos equipos del Viejo Continente. Sobre esto se refiere el gerente manudo: “El fútbol nacional le ofrece, cada vez más, la posibilidad de regresar a competir a su país en una liga más profesional y en algunas ocasiones con condiciones de trabajo no muy lejanas a las que tienen en el extranjero”.

A la Selección Nacional le podría llegar a afectar que sus jugadores pierdan ese roce internacional. “La experiencia internacional es muy importante a la hora de que una selección pueda competir a alto nivel, sin duda que sería mejor para la selección que el mayor número de jugadores ticos posibles estuvieran jugando a nivel internacional en ligas competitivas”. Afirmó Lleida.

Al cierre del mercado en Costa Rica se dio el regreso de más legionarios, como lo son Alexis Gamboa quien firmó con Liga Deportiva Alajuelense y el caso de Bismark Acosta quien llegó al Club Sport Cartaginés, ambos estuvieron jugando en Europa, el primero con el Waasland Bereven de Bélgica y el segundo con el Brann de Noruega.

Lior Richter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *