• Conjunto norteño busca que sus jugadores también se interesen en lo que está fuera de las canchas.

La Asociación Deportiva San Carlos se ha caracterizado por debutar en su primer equipo a grandes talentos en el pasado, y ahora los norteños buscan que estos jóvenes no solo sean habilidosos en el terreno de juego, sino que también le den importancia a lo que hay fuera de las canchas.

El entrenador del conjunto sancarleño, Luis Diego Alvarado, habló sobre el proyecto que se encuentra realizando el equipo con sus ligas menores y cómo preparan a los jóvenes, Alvarado comentaba:

“Yo trabajo mucho con los líderes y en esto se está mucho de la mano con la administración del equipo y con el cuerpo técnico, yo les digo: yo no quiero ídolos, quiero ejemplos, no quiero un ídolo en la cancha que no sea ejemplar afuera.”

El fútbol en la actualidad se volvió un negocio donde las carreras de los jugadores son más bien fugaces, y en algunos casos no se le da tanta importancia a lo que les rodea, tanto a nivel futbolístico en cuanto a su institución y su nivel de juego, o bien lo que se encuentra fuera de las canchas. En San Carlos quieren romper con esos estigmas y crear consciencia en los juveniles:

“Uno de los principales aspectos que hay que fortalecer son los valores, el valor institucional es algo que no se trae de fuera, es hacer ver a los jóvenes que cada vez hay más compromiso en serle fiel a la institución, tiene que haber un ADN sancarleño, propio de la institución y cuando se habla de herramientas se habla de crear consciencia de los valores, de una actitud positiva, respeto al compañero, confianza y empoderamiento.

Añadido a esto, comentó la importancia que representa trabajar desde liga menor ya que esto ayudará a los juveniles no solo en su carrera, pero también les brindará herramientas para cuando lleguen al primer equipo.

“Si se trabaja desde liga menor, sistemáticamente trabajado, vamos a tener muchachos con 17-18 años con una formación integral como personas y jugadores, y con una gran consciencia y una gran identificación con el ADN de la organización, se busca fomentar valores y segundo darles herramientas propias de escucha y comunicación y crear en ellos consciencia de su potencial que tienen para desarrollarse.”

Igualmente, el trabajo que realiza el conjunto norteño con sus jugadores es de prepararlos para lo que puede pasar después del fútbol, puesto que esta carrera no es para siempre y trata de impulsar a los jugadores que piensen más allá del panorama a corto plazo que se les presenta:

“Nosotros trabajamos mucho sobre creencias limitantes, les preguntamos ¿cuál es el límite?, ¿dónde te ves dentro de tres años?, ¿cuál es tu sueño como futbolista?, cuando hablan de que quieren estudiar, qué significa para ellos eso, ¿es terminar el colegio, una carrera universitaria, o estudiar inglés? Porque se busca que no sea nada más ponerse unos tacos, buscar dar ese salto a Europa, sino queremos es una identidad de una persona integral en valores, que, si su plan de ser jugador no funciona, que tenga una visión de más a largo plazo, más allá de ponerse unos zapatos de fútbol y “sentirse un triunfador”.

El trabajo de los toros es de resaltar, ya que, si bien la parte futbolística juega un papel muy importante, es igualmente de necesario estar preparado para lo que se pueda presentar durante el camino de un futbolista y que fuera de los terrenos de juego, el jugador es una persona como cualquier otra.

Ronald Bonilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *