Método japonés potencia el talento en sus alumnos

  • Programa autodidacta estructurado y probado promueve capacidades de pensamiento crítico.

El país invierte cada año ¢2,5 billones en educación. Miles de estudiantes de escuelas y colegios han sido afectados por el llamado “apagón educativo”, el que ha generado grandes vacíos en el aprendizaje e incluso dificultad para alcanzar mayores avances en la adquisición de conocimientos y habilidades.

En este contexto, “contar con un método de enseñanza como Kumon, que potencia las condiciones para un mejor desarrollo de habilidades académicas, hábitos de estudio y gusto por el aprendizaje es de vital importancia para formar personas que cuenten con las mejores herramientas para forjarse un mejor futuro” señaló Daniela Rosales, gerente senior para Kumon México y Centroamérica.

Este método japonés desarrollado por Toru Kumon, un padre y talentoso profesor de matemáticas, promueve la formación independiente en los niños y jóvenes además de proporcionar un plan de clase individualizado, autodidacta, estructurado y probado que brinda la habilidad de pensamiento crítico y la mentalidad para aprender nuevos materiales de forma independiente.

Imagen proporcionada al medio de comunicación

“En Kumon estamos plenamente dedicados a desarrollar el máximo potencial de cada alumno de forma individual. Los instructores proporcionan la guía necesaria para que cada estudiante haga los ejercicios de matemáticas e inglés por sí mismo. En consecuencia, las niñas, niños y jóvenes aprenden que pueden hacer cualquier cosa si lo intentan, con esto refuerzan su autoestima y desarrollan la capacidad de enfrentarse a nuevos desafíos por sí mismos” es una Máxima de Kumon.

Las claves del éxito. Para alcanzar el éxito Kumon emplea cuatro cualidades claves:

  • Instrucción individualizada: Permite que cada alumno estudie en un nivel confortable, independientemente de su edad o grado escolar y que avance más allá del mismo. Los alumnos se entusiasman por aprender y experimentan una sensación de logro a medida que aumenta su habilidad académica y desarrollan su potencial al máximo.
  • Autodidactismo: Se motiva a los alumnos a leer las hojas de trabajo, pensar, y hacer los ejercicios por sí mismos, esto hace que sean proactivos y los ayuda a perseguir sus metas y aspiraciones.
  • Material finamente graduados, secuencial y progresivo: Diseñados para llevar a los alumnos desde los ejercicios más fáciles hasta los más difíciles avanzando en pequeños pasos, permitiendo que cada uno estudie en un nivel adecuado y progrese gradualmente en el programa.
  • Instructores Kumon: Descubren lo que cada alumno en particular es capaz de hacer y desarrollan su potencial, prestan mucha atención a la habilidad académica de cada uno, su personalidad y al modo en el que resuelven las hojas de trabajo. De acuerdo con estas observaciones, brindan un apoyo eficaz para garantizar que el estudio está en el nivel “más adecuado”.

“En Kumon creemos en el gran potencial de nuestros alumnos y queremos seguir desarrollando la habilidad de cada uno de ellos. Deseamos que se conviertan en personas exitosas, con alto nivel de excelencia y compromiso con sus metas y su formación; y esto lo logramos a través de la enseñanza a aprender con nuestras hojas de trabajo y el método de instrucción. Hoy en día, este método de aprendizaje va más allá de las fronteras de países, culturas y tradiciones, para llegar a más y más regiones en todo el mundo”, finalizó Daniela Rosales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_CRSpanish