• El objetivo principal es ampliar los beneficios de los espacios verdes y sus servicios ecosistémicos, en la salud mental y física de la ciudadanía.

Este martes en horas de la mañana, en un acto conmemorativo y por primera vez en 60 años de contar con un área silvestre protegida, Costa Rica dispone de una nueva categoría denominada Parques Naturales Urbanos (PANU), cuyo objetivo es conservar ecosistemas, bosques ciudadanos en riesgo y la salud física y mental de las personas.

El Parque Ecológico La Colina de Curridabat fue oficializado en esta categoría, tras la firma del decreto ejecutivo N° 42742-Minae suscrito por el Carlos Alvarado, presidente de la República y Andrea Meza, la ministra de Ambiente y Energía. 

Imagen proporcionada por Casa Presidencial

La actividad se realizó en marco del segundo aniversario del Plan Nacional de Descarbonización (PNUD) ,contó con la presencia además del Representante Residente de PNUD en Costa Rica, José Vicente Troya, el alcalde de Curridabat, Jimmy Cruz, así como de ministros y diputados de la República.

“Esta nueva categoría de manejo permitirá enfocar las estrategias de conservación en las necesidades específicas que tienen los espacios amenazados por el crecimiento urbano no planificado. Es parte de los esfuerzos por subsanar la deuda histórica que tiene el país con la protección medioambiental en las ciudades”, explicó el presidente Carlos Alvarado.

“Los ecosistemas urbanos son fundamentales para tener ciudades y personas sanas. Dentro del Plan Nacional de Descarbonización, Costa Rica se comprometió a tener 4.500 hectáreas de áreas verdes para el bienestar de la ciudadanía. Nuestro país necesita recordar que las áreas que ahora vemos urbanizadas y grises eran ecosistemas vivos hasta hace unas décadas. Con las medidas correctas, podemos rescatar a los sobrevivientes y regenerar muchas áreas, que traerán salud y beneficios económicos a la ciudadanía”, dijo la ministra de Ambiente y Energía, Andrea Meza. 

Imagen proporcionada por Casa Presidencial

La categoría de Parque Natural Urbano estimulará la promoción y estrategia de esa dinámica turística, generando empleos verdes asociados a estas actividades. Además, amplía los beneficios de los espacios verdes y sus servicios ecosistémicos, en la salud mental y física de la ciudadanía.

En Costa Rica el 60% de la población vive en la Gran Área Metropolitana, que constituye solo el 4% del territorio nacional. El país pasó muy rápidamente de un desarrollo rural a uno urbano y nuestro modelo de conservación debe adecuarse a esta realidad.

Imagen proporcionada por Casa Presidencial
Kedy Chavarría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *