• Las obras se desarrollarán en los parques Marino Ballena, Corcovado, Piedras Blancas, Internacional La Amistad y el Refugio Nacional de Vida Silvestre Golfito.

Este martes se dio la orden de inicio de los trabajos de fortalecimiento en infraestructura de distintas Áreas Silvestres Protegidas ubicadas en cinco cantones del Pacífico Sur, cuyo objetivo es mejorar las condiciones de estos parques nacionales, reactivando de esta forma la actividad económica y turística en la zona. La inversión tiene un costo aproximado de ₡1.7 millones.

El anuncio del comienzo de las obras tuvo lugar en el Parque Nacional Marino Ballena y contó con la presencia de Franklin Paniagua, viceministro de Ambiente; Edwin Duarte, presidente de Junta de Desarrollo Regional de la Zona Sur (Judesur); Alejandra Monge, directora ejecutiva de la Fundación Corcovado, así como alcaldes de la zona y representantes de asociaciones de Desarrollo.

“Las Áreas Silvestres Protegidas son motores de desarrollo local por lo que mejorar su oferta turística a través de inversiones en infraestructura, promoverá más visitas a toda la región del Pacífico Sur”, mencionó Franklin Paniagua.

La iniciativa se trata de una serie de construcciones y mejoras que incluyen entre otros aspectos, baterías sanitarias, puentes en senderos, módulos de hospedajes para funcionarios, un centro de visitantes y albergues para los visitantes, cada una en función de las necesidades de cada Área Silvestre Protegida.

Las obras se desarrollarán en los Parques Nacionales Marino Ballena, Corcovado, Piedras Blancas, Internacional La Amistad y el Refugio Nacional de Vida Silvestre Golfito con el financiamiento de la Judesur y la administración de los recursos por parte de la Fundación Corcovado. El proyecto lleva por nombre Mejoramiento de las Condiciones de Visitación Turística, Empleabilidad y Conservación de las Áreas Silvestres Protegidas del Pacífico Sur.

“Todas estas mejoras se traducen en un mayor beneficio socioeconómico y ambiental en los municipios y comunidades aledañas a las áreas silvestres protegidas, así como del fortalecimiento institucional del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac)” dijo Rafael Gutiérrez, director del Sinac.

De acuerdo con Franklin Paniagua, esta fase constructiva pretende generar mejores condiciones para los funcionarios, y también contribuir en la tarea de reactivar la economía del país. Las obras que iniciaron en este mes concluirán en febrero del 2022, las construcciones se realizarán de manera paulatina en las diferentes Áreas Silvestres Protegidas.

Keylor Esquivel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *