Pau Donés y su trayectoria llena de éxitos y “palos”

  • En 2015 inició su batalla contra el cáncer de colón.
  • En marzo de este año reapareció con una canción dedicada al personal médico que combate la actual pandemia.

Este 9 de junio el luto embargó a los seguidores del rock en español tras la noticia del fallecimiento de Pau Donés legendario vocalista de Jarabe de Palo, grupo musical español de grandes éxitos como “La flaca”, “Depende”, o “Bonito”.

Pero, ¿Quién fue Pau Donés y su huella imborrable en la música? En su libro autobiográfico “50 palos… y sigo soñando” publicado en 2017 él mismo indica que el 11 de octubre de 1966 en la clínica Sagrada Familia de Barcelona (España) inició su vida, sin embargo la vivencia de varias etapas de su vida se llevó en un pueblito del Pirineo de Huesca llamado Montanuy del cual es originario su padre.

A los 12 años recibió como regalo su primera guitarra y fue así como inició su carrera musical en compañía de su hermano Marc con quien 3 años más tarde formó el grupo el grupo J.& Co. Band, que más tarde se llamó Dentaduras Postizas.

A sus 16 años los “palos” en su vida dieron inicio con el lamentable suicidio de su madre, dejándolo a él como el mayor de 4 hermanos. “…de la noche a la mañana pasé, de ser hijo, a ser madre” así lo relató el músico en su libro autobiográfico.

Jarabe de Palo

Después de haber terminado su licenciatura en económicas en la Universidad de Barcelona, a sus 29 años mientras trabajaba en el departamento de cuentas de una agencia de publicidad, fundó la banda de rock latino Jarabe de Palo.

En 1996 la banda dio el gran salto en el mundo de la música después de que la discográfica Virgin se interesara en unas de sus maquetas, de esta manera publicó su primer disco “La Flaca” en el cual su single principal titulado de la misma manera fue el que le dio la popularidad en España extendiéndose a países como Italia y Francia.

Además de haber vendido más de cien mil copias en pocos días de este álbum, en 1997 recibió el Premio Amigo al ‘Mejor Artista Revelación Español’ y el Premio Ondas en 1998, mismo año en el que su segundo disco “Depende” salió a la venta.

Superando los alcances de su primer disco, “Depende” rompió fronteras continentales con tan solo un mes de ventas logrando ser disco de oro en Uruguay y en tan solo una semana en disco de oro en Uruguay y en tan solo una semana en Puerto Rico y Estados Unidos.

Tras lograr la venta de un millón de copias en sus dos primeros discos, en 1999 recibió un disco de diamante, dos años más tarde presentó “De vuelta y vuelta” y tras romper con su discográfica (Virgin) publicó en 2003 “Bonito”, que contó con la colaboración de Antonio Vega.

Con la colaboración de grandes artistas como: Jorge Drexler, Lucrecia, Chrissie Hynde entre otros de talla grande y la mezcla de música caribeña, africana, flamenca, jazz y blues; en 2004 lanzó su quinto álbum, titulado “1m2″ (Un metro cuadrado”).

En 2005, Jarabe de Palo participó por primera vez en una gira europea dentro de la VI edición del programa “Rock en Ñ”, una iniciativa que organiza la “Fundación Autor” de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) para promover internacionalmente el rock en español.

Su sexto trabajo, “Adelantando”, se publicó en 2007 y le valió la nominación a los premios Grammy Latino por “Mejor álbum vocal pop dúo o grupo” y a los Grammy por “Mejor álbum latino de rock alternativo“. En este disco colaboraron Carlos Tarque, de M-Clan, a dúo con Pau en “Avisa a tu madre”, y la Mari de Chambao en “Déjame vivir”, que dio el toque flamenco al álbum.

Tronco Records

Arrancando con el sencillo “Mucho más, mucho mejor” en 2008 junto a su grupo Donés dio inicio a la discográfica llamada Tronco Records. Un año más tarde Jarabe de Palo lanzó su primer libro-disco, “Orquesta Reciclando”, en el que incluía 15 canciones nuevas, junto a sus temas más populares.

“Orquesta Reciclando” ganó el Grammy Latino a la Mejor Ingeniería de Grabación para un Álbum. En marzo de 2011 publicó su octavo disco, “¿Y ahora qué hacemos?”, y en 2014 apareció el álbum titulado “Somos”, que fue nominado a tres Grammys.

Pau Donés, en la entrega de Grammys 2009. En Las Vegas, Nevada. |Foto: Zimbio.

La Batalla

La gira por América y Europa programada por la banda tuvo que ser cancelada tras la detección de un cáncer de colon a Pau Donés, el artista tuvo que ser intervenido dos ocasiones en el hospital Vall d´Hebron de Barcelona y además recibir sesiones de quimioterapia.

En abril del 2016 anunció que estaba “limpio” , pero solo 10 meses después Donés indicó por medio de una carta pública la detección de un tumor en el peritoneo “El cangrejo estaba tan dormido que incluso llegué a creer que me había curado”, expresó en sus líneas el artista. Pese al “palo” recibido en ese momento tenía poco tiempo de haber publicado el single “Humo” así que decidió seguir adelante con su carrera musical y gira de su undécimo algún “50 palos”.

Así pedía disculpas por la cancelación de su gira, con un relato en primera persona de su lucha contra la enfermedad.

Su retiro

Con el objetivo de centrarse en su tratamiento contra el cáncer, el cantautor se retiró de escena en enero 2019 y junto a su hija tomó como residencia California, a pesar de su proceso no dejó de componer y viajó a Barcelona dos veces para ofrecer conciertos benéficos para la recaudación de fondos para la investigación contra el cáncer.

Fue en marzo de este año cuando reapareció al ojo público con una canción dedicada al personal médico que combate la actual pandemia, titulada “Los ángeles visten de blanco” seguidamente y como su última aparición a finales de mayo publicó el videoclip del single “Eso que tú me das” como avance del nuevo álbum “Tragas o escupes”, en el cual se mostraba sin filtros el desgaste que estaba causando su batalla.

Tras más de cinco años “remando contra la marea”, el enemigo le ha vencido. Pero Pau Donés deja una lección de superación y pasión por la vida, algo que ha demostrado poseer hasta el último momento.

Gaudy Castro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_CRSpanish