• Los espacios donde estemos tienen repercusión en la salud física y mental.

Es normal que cuando se diseña o remodela un hogar se piense en la funcionalidad, materiales, dinero y tiempo invertido, decoraciones, diseño, y los trámites a realizar. Sin embargo, hay algo que se deja por fuera: el impacto que tendrán esos espacios en la salud emocional de sus ocupantes.

De acuerdo con Abigail Siles, arquitecta y fundadora de la firma Bagua CR, los espacios donde nos encontramos tiene influencia en la salud física y mental de las personas, por lo que este debería ser el aspecto más importante de tener en cuenta cuando se diseña, construye o remodela cualquier espacio de los hogares.

“Pasamos más del 90% de nuestro tiempo dentro de un inmueble o rodeados de ellos y muchos no están diseñados ni construidos para hacernos sentir bien. Una edificación pensada en ambientes sanos hace que respiremos mejor, pero una con características de ambientes estrechos, desorden visual y llena de colores brillantes, nos coloca en un entorno caótico, reduciendo nuestra respiración y provocándonos incomodidad. Por eso se dice que la respiración es símbolo del bienestar corporal y así debería de transmitirse en nuestros espacios”, explicó la arquitecta Siles.

Leer más: Personas aseguran que robots pueden ayudar en su salud mental, según estudio.

Ante esto, ¿cómo debe ser el espacio ideal para aumentar la salud emocional de las personas? La arquitecta Siles brinda seis recomendaciones basadas en el Feng Shui (que trabaja con la energía espacial) y en la Neuroarquitectura (que analiza la arquitectura y el comportamiento humano) que se pueden seguir:

1. Conectarse con el entorno: Este brinda muchos de los recursos para vivir en un ambiente sano, la distribución espacial direccionada correctamente hacia zonas estratégicas puede capturar eficientemente la iluminación natural para utilizar solo lo necesario de la luz artificial y la ventilación natural. Esto ayudará a mantener oxigenados todos los espacios y el cerebro y las conexiones con la naturaleza por medio de jardines o de impresionantes vistas que transformen los días.

2. Aprovechar los beneficios de la iluminación: El no contar con una adecuada iluminación puede ocasionar un estado de ánimo negativo y llegar al punto de sufrir de depresión. La falta de iluminación hace que el cerebro se esfuerce más. Asimismo, disminuye la respiración, lo que hace que baje la productividad.

La luz hace que nos sintamos más felices ya que gracias a ella liberamos serotonina, conocida como la hormona de la felicidad; lo que tiene mucha relación con el feng shui, que dice que los ambientes llenos de iluminación hacen que la energía positiva aumente.

3. Lleva la naturaleza al interior: Las plantas son una de las mejores maneras para limpiar el aire y según el Feng Shui, las plantas limpian el espacio de energía negativa. Además, se han comprobado, efectos muy positivos, del contacto con la naturaleza y la salud, ya que puede reducir el periodo de recuperación tras alguna enfermedad; y reducen la ansiedad y el dolor.

4. Crea espacios creativos: La altura del espacio es un aspecto muy importante, entre más baja es el techo de la habitación, las personas se concentran en cosas más concretas; en cambio, cuando el espacio es alto, la imaginación de las personas se siente en libertad, lo que hace que sean más creativas.

Además, el uso del color hace que los espacios sean interesantes y combinados con el mobiliario y los recursos del entorno hace que el espacio atraiga energía y aumente la creatividad, pero el exceso de color también puede ser caótico. Se debe usar el color en elementos decorativos colocados sobre un fondo de colores neutro. De esta forma se puede cambiar el ambiente de un espacio variando los elementos decorativos para aumentar la creatividad y las emociones que transmitan.

Abigaíl Siles, arquitecta. Foto: Cortesía.

5. La armonía espacial: Un espacio debe transmitir armonía, tanto en la forma del espacio, como en el mobiliario y su distribución. Un espacio flexible de arquitectura con “concepto abierto” hace que se pueda llegar al objetivo, ya que se pueden crear diferentes configuraciones de mobiliario, de manera que invite a cocinar, hablar o jugar juegos de mesa, es una gran manera de construir y fortalecer las relaciones y por lo tanto, aumentar la felicidad y el bienestar.

6. Las neuronas espejo y la energía que irradias en el espacio: Según el Feng Shui, debe ser muy responsable de su energía emocional, ya que los pensamientos e ideas se mezclan constantemente con el mundo que lo rodea y lo irradia en el espacio que habita. Así que debe evitar contaminar el espacio con la energía de discusiones desagradables, disgustos violentos, resentimientos o celos.

“En este sentido, los arquitectos y diseñadores de espacios tenemos una gran responsabilidad social, que va más allá de nuestro hogar, diseñando escuelas para aprender y ser más creativos, creando lugares de trabajo donde la gente pueda ser más productiva, hospitales que favorezcan la recuperación, entre otros. Aprovechar todos estos conocimientos para diseñar espacios donde la gente viva mejor, sea mejor y más que nada sea feliz”, concluyó Abigail Siles, arquitecta y fundadora de Bagua CR.

Powered by Rock Convert
Fiorella Montoya Monge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *