• Tiendas Sinaí cumple 25 años de estar en territorio costarricense, parece ser una de las opciones preferidas entre los consumidores.

Cuando las personas deciden visitar presencialmente tiendas de segunda mano o americanas, al parecer Tiendas Sinaí es una de las primeras opciones, puede ser debido a su tiempo de estar en Costa Rica.

Actualmente es una opción viable para muchos, no solo para ahorro, sino también como ayuda al medio ambiente; la ropa que sería desechada, ahora es utilizada por alguien más. Además de esto, como algunos de los consumidores afirman “es una prenda única, no existe dos de ella en Costa Rica”.

“A mí me encanta visitar las tiendas americanas, en especial Sinaí, siento que hay más variedad y los precios son más bajos, y está la opción de piscinear para buscar la ropa”, expresó Andrea Corrales, consumidora de la tienda Sinaí.

“La piscina” es el área de promociones, donde cada semana existen diferentes precios. (Fotografía: cortesía)

Como comentó Corrales, el término “piscinear” es utilizado entre las personas que consumen de estos locales para referirse a buscar prendas en un “segmento de promociones”, en el cual 10 artículos podrían costar ₡3.000 colones, y varía según el día. Esta opción es la preferida entre muchos, debido a que tienen acceso a ropa de calidad a un precio inimaginable.

Tiendas en línea

Debido a la pandemia, Tiendas Sinaí tuvo que improvisar y buscar la mejor manera para favorecer a sus clientes, es así como nace Tiendas Sinaí en Línea; ahora las personas tienen la oportunidad de hacer sus comprar en Tiendas Sinaí sin salir de su casa.

En su página puede encontrar todos los artículos disponibles en las tiendas, por lo que facilita poder encontrar prendas a su gusto, solo dependerá de si estará disponible a su momento. Sus productos son enviados por medio de Correos de Costa Rica, tanto fuera como dentro de la Gran Área Metropolitana. 

Su llegada

Los norteamericanos donan artículos a organizaciones de caridad, éstos luego las venden a terceros y las exportan, y es así como llegan a nuestro país, y son comercializadas por Tiendas Sinaí, entre otras tiendas americanas y de segunda mano.

Además, quienes donan la ropa a estas organizaciones también tienen la ventaja de hacer deducciones de impuestos en sus declaraciones anuales; lo que hace de este negocio un ganar-ganar, ninguna de las partes obtiene resultados negativos.

Los costarricenses dejan a un lado el tabú de comprar en estos locales, porque antes era algo mal visto por algunos y existían tabúes al respecto, sin embargo, actualmente existen páginas en Instagram dedicadas a vender ropa comprada en estas tiendas por un precio accesible. 

Claudia Gonzalez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *