• ₡625.6 millones fueron invertido en el proyecto.

A partir de este jueves, el Centro Agrícola Cantonal (CAC) de Guácimo tendrá a su cargo la nueva Planta procesadora para el acopio, industrialización y comercialización de yuca parafinada y congelada, que producen 279 pequeños productores y sus familias en el Territorio Rural Siquirres-Guácimo. Así quedó establecido luego que Harys Regidor, presidente ejecutivo del Instituto de Desarrollo Rural (Inder), hiciera la entrega del equipo a la organización.

La planta de 600 metros cuadrados se ubica en el asentamiento Nuevo Horizonte en Milano de Germania, Siquirres, en un terreno propiedad del Inder. Y se espera que en el mes de abril entre en funcionamiento en su totalidad. Para su desarrollo fue necesaria una importante inversión en la remodelación de la infraestructura y el equipamiento con máquinas especiales para el proceso de industrialización de la yuca.

“El proyecto ofrece mejores condiciones de comercialización y complementa estrategias de empoderamiento para garantizar que los pequeños y medianos productores puedan desarrollar su negocio con capacitaciones, que les brinden seguridad, estabilidad y por ende puedan mejorar su condición y calidad de vida”, dijo Franklin Wittingham, presidente del CAC de Guácimo.

El proceso de industrialización de la yuca consiste en tres fases. Primero, el acopio de la yuca de las fincas de los productores mediante una selección de campo de acuerdo con las especificaciones. Segundo, el proceso de industrialización mediante dos métodos como son yuca parafina y yuca congelada y, finalmente, la etapa de comercialización mediante presentación de la yuca en paletas de 40 cajas.

“Las inversiones para poner en funcionamiento la planta fueron realizadas a través del Inder con un total de ₡625.6 millones, que incluye obra inicial, remodelación, equipos, caminos dentro del asentamiento y electrificación. Los beneficiarios directos con el proyecto son actores involucrados en la cadena de valor que van desde los trabajadores de la planta, hasta el transportista final del producto, es decir, unas 966 personas directamente”, comentó Regidor.

Los modernos equipos se pondrán en marcha en abril. Foto cortesía del Inder.

Con este proyecto, se busca fomentar el valor agregado, la agroindustria, disminuir las pérdidas por falta de mercado para el producto que no cumple con las especificaciones de primera calidad, aumentar la rentabilidad y la productividad del cultivo en la zona. También, mejorar el desarrollo socioeconómico y asociativo del productor, del Territorio Rural y la Región.

La iniciativa cuenta con el respaldo, asesoría y acompañamiento del Inder, el Consejo Nacional de Producción (CNP); Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG); Instituto Nacional de Aprendizaje (INA); Promotora del Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer); Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica de Costa Rica (Japdeva), entre otras instituciones.

Keylor Esquivel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *