• El conjunto de Randall Chacón aguantó los ataques saprissistas y supo cuando golpear a las moradas.

Una soleada pero ventosa como de costumbre mañana en Tibás, sería el escenario en que se llevaría a cabo el cierre de la fecha 1 del fútbol femenino nacional, el Deportivo Saprissa recibía a un Sporting que se había armado hasta los dientes y quería salir del reducto tibaseño con los tres puntos.

Primer Tiempo

El conjunto de casa se fue con todo desde el inicio del cotejo en búsqueda de los tres puntos, las moradas eran más que las visitantes, pero no lograban adelantarse en el marcador por una vieja conocida del conjunto saprissista, Gabriela Valverde, que en una exhibición de atajada tras atajada, hacía que los morados se jalaran del pelo por haber dejado ir a la talentosa guardameta que les estaba amargando la mañana.

Cerca del final de la primera mitad, el estratega josefino, Randall Chacón no estuvo de acuerdo con una decisión arbitral y de manera airada se quejó de estas, la central Gómez amonestó al entrenador, que se puso más molesto luego de ver el cartón amarillo, unos instantes más tarde, esa cartulina amarilla se convirtió en una roja y Chacón tuvo que ver la segunda mitad lejos de su banquillo.

Segundo Tiempo

Ya en la segunda parte del encuentro, en 51′ minutos para ser exactos, anotaba el primer gol morado Carolina Venegas, pero la central anulaba el tanto, ya que se había sancionado fuera de juego en una acción previa al gol, las moradas seguían con la intensidad que les caracterizó en el primer tiempo, pero seguían sin estar finas de cara al marco.

Las jugadoras del Sporting celebran la anotación que a la postre les daría la victoria. Fotografía: Glenn Hernández.

Como se suele decir, el que perdona, pierde, y Sporting se encargó de hacerle honor al popular dicho, ya que cerca de la hora de partido, Yerlin Rojas anotó el primer y único tanto del encuentro, tras una acción de tiro libre que luego de una desconcentración en la zaga tibaseña, llegó a sus pies y pudo mandar la esférica al fondo de las redes, aunque la defensiva morada trató de evitarlo, poco pudo hacer y veía como las visitantes se adelantaban en el marcador.

Durante el resto de la segunda parte, seguía el monólogo morado, fue el Saprissa quien tenía el control la pelota y buscaba el empate con todo, mientras que el Sporting ahora con más tranquilidad que antes, aguantando los embates morados, e intentando aumentar su ventaja. Al final del encuentro no se daría ni una, ni la otra, ya que en 95′ minutos la central Deily Gómez alzó sus brazos indicando que el encuentro no daba para más y el Sporting sacaba petróleo del estadio morado.

Ronald Bonilla
Latest posts by Ronald Bonilla (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *