El Morera Soto presenciará el último juego del campeonato

La ventaja es de las leonas por dos goles

  • Las alajuelenses tienen 17 juegos este campeonato invictas
  • Saprissa busca la remontada

Este 18 de junio se celebrará la final femenina de vuelta, el clásico nacional entre Liga Deportiva Alajuelense y el Deportivo Saprissa, en un campeonato donde las leonas arrasaron en la etapa regular.

El juego de ida inició con sorpresas, ya que las moradas sellaron el 1-0, con anotación de Cristel Sandí, luego de una desatención en la parte baja rojinegra, lo que al final llevó a las visitantes a contrarrestar dicha anotación con tres goles.

Estos goles fueron de Lixy Rodríguez, Kenia Rangel y Mia Corbin, precedidos por una excelente búsqueda de pases filtrados entre líneas, dos de ellos hechos por la capitana Shirley Cruz.

Cristel Sandí celebrando su gol número 100 en primera división. Foto: Prensa SAP

El formato del campeonato basa en que luego de la etapa regular (14 jornadas) cuatro equipos avanzan y se enfrentan en semifinales, en este caso primer lugar contra cuarto y segundo contra tercero, para que luego los dos ganadores de las series se vean las caras en la final.

“No podemos perder de vista lo más importante, ir partido a partido….no perder un invicto”, comentó Wilmer López, técnico de Alajuelense, en la conferencia de prensa previo al partido de mañana.

Por el bando de las moradas para el próximo partido las figuras a seguir serán Cristel Sandí (su gol significó su diana #100 en primera división) y Catalina Estrada, grandes figuras referentes en peligro junto a sus virtudes en creación de juego y dirección del colectivo.

Por parte de las liguistas Kenia Rangel y Mia Corbin serán las piezas que sus adversarias tendrán que ponerle atención ya que entre las dos representan una amenaza en los últimos metros, además de la potencia física y velocidad que imponen.

Lixy Rodríguez fue la encargada de empatar el juego pasado entre moradas y rojinegras. Foto: Prensa LDA.

El gane de las saprisistas significaría su estrella número cinco en la primera división femenina, mientras que a las liguistas les sumaría su tercer campeonato, sellando una racha de consecución de tres campeonatos seguidos (tricampeonato).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_CRSpanish