Tuna Cup: Golfito recibe una reactivación económica

  • Con una franja de 40 millas náuticas sin pesca comercial y una de las zonas más densas de biodiversidad, Golfito cuenta con un potencial infravalorado para pesca deportiva y turismo.

Tuna Cup, en las abundantes aguas del Golfo Dulce con la participación de 20 equipos de pescadores. Este es uno de los esfuerzos que realiza la Marina Bahía Golfito para la reactivación económica del Pacífico Sur.

“La visión es reactivar económicamente a la zona que ha sufrido, primero por su lejanía y segundo con las secuelas de la COVID-19. Actividades como el Tuna Cup son fuentes generadoras de empleo, ya que los participantes que son externos a la zona alquilan botes a pescadores locales, además, nuestros restaurantes y habitaciones tienen personas de la zona trabajando”, aseguró Pedro Abdalla, Director General de Marina Bahía Golfito. 

Imagen de archivo

En 2020, Enjoy Group, empresa especializada en el desarrollo y operación de proyectos de hospitalidad, tomó la administración de Marina Bahía Golfito, después de ser abandonada en 2019 por un grupo de inversionistas norteamericanos. Desde su llegada a la región, se ha trabajado en la renovación de la Marina, el área comercial, restaurantes de playa y salón de eventos. Además, se ha invertido en un hotel frente al mar y más espacios públicos. 

Pesca deportiva en un espacio sostenible

El Pacífico Sur del país alberga el área más grande de pesca responsable a nivel centroamericano. Durante mucho tiempo la especie de atún aleta amarilla fue capturada por la flotilla comercial internacional. Hoy, gracias a esfuerzos locales y nacionales, tiene una franja de protección contra la pesca comercial de 40 millas náuticas fuera de las costas, y ya se trabaja para que se extienda a 80 millas náuticas. Estos esfuerzos se realizan con la meta de extender el área de pesca y fomentar el crecimiento como una zona excepcional para la pesca deportiva. 

El Tuna Cup se lleva a cabo en una zona que acumula gran cantidad atunes aleta amarilla, y que cuenta con más de 700 récords mundiales. Las aguas que rodean a Marina Bahía Golfito también tienen presencia de una gran cantidad de peces de captura y liberación, entre ellos el Pez Vela, Marlín Azul, Marlín Negro y Marlín Rayado. Además, la zona se caracteriza por tener abundante carnada disponible, lo que permite iniciar el día de pesca con las mejores condiciones.

Los organizadores del torneo tienen un gran compromiso con la sostenibilidad, ya que este espacio es reconocido como una de las zonas marítimas con mayor densidad de biodiversidad en el mundo y uno de los cuatro fiordos tropicales que existen en el planeta. 

“No se trata solo de pesca y diversión, queremos seguir exponiendo a Costa Rica, como un protector del medio ambiente”, comentó Abdalla. “Nos rodean zonas protegidas y una belleza natural inigualable. La gente que viene al Golfito se enamora de inmediato de su verde esplendor”.

El torneo

El Tuna Cup premiará a los pescadores que pesquen los atunes aleta amarilla más pesados, durante los dos días del evento. La copa entregará $15.000 en premios.

Como parte de sus esfuerzos de responsabilidad social, parte de los atunes capturados durante el torneo serán donados a los comedores de tres escuelas públicas locales, con un estudiantado en condición de riesgo social: 

  • Escuela Residencial Ureña con una población estudiantil de 92.
  • Escuela Kilómetro 7 de Golfito que cuenta con 120 estudiantes.
  • Escuela La Mona de Golfito con un total de 320 estudiantes. 
Kedy Chavarría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_CRSpanish