Viña Cono Sur, un vino que su paladar y salud se lo agradecerá

  • Vinos hechos con uvas libres de agentes químicos y producidas en forma amigable con el medio ambiente.

Como parte de las novedades que se dan a diario, en la producción de vinos no es la acepción, por eso todos los costarricenses ya pueden disfrutar el vino orgánico que comparte muchos de los beneficios del vino tradicional. Sin embargo, al no tener agentes químicos, pesticidas y productos GMO (organismos genéticamente modificados), es más natural y amigable con el medio ambiente.

Este vino es producido en Cono Sur, en la una viña que nace en 1993, y que desde su concepción ha estado comprometida con el desarrollo sustentable, creyendo que la producción de vinos de alta calidad puede ir de la mano con el cuidado del medio ambiente, sus colaboradores y la comunidad.

Imagen proporcionada por Cono Sur

¿Cuáles son los benéficos que posee este vino orgánico?

  • Las personas que son alérgicas a los sulfitos pueden hallar en el vino 100% orgánico, una solución al problema.
  • En un contexto medioambiental, el consumo de vino orgánico es una forma de promover el uso de tecnologías verdesque favorecen el cuidado del planeta.

De igual manera, en un entrevista exclusiva para Diario el Ciudadano, Álvaro Sáenz, Latam Manager de Cono Sur, fue enfático de que ellos no están en tendencia en esta práctica de realizar vinos orgánicos, sino que ellos son pioneros y los únicos en hacer este tipo de vino.

Además, de que ellos cumplen, cumplir con las características de un producto orgánico, este viñedo se ha formado respetando los principios sustentables y orgánicos. Se consideran flores, pasto, insectos y aves junto a los ciclos de la naturaleza para mantener un equilibrio total en la producción.

Imagen proporcionada por Cono Sur

La Bicicleta. Este medio de transporte es icónico para la empresa, ya que todas las personas que compren estos vinos, en la postal de botellas, la podrán ver como una decoración, pero dentro de esta empresa es de gran importancias ya que dentro de las hectáreas de uvas, las personas se trasladan en bicicletas.

“Hoy en día la bicicleta se ha convertido en un ícono de sustentabilidad, representando su compromiso y respeto hacia el medio ambiente en todo el proceso, desde el cultivo de las uvas, hasta vinificación y transporte de los vinos.” recalcó la ejecutiva de marca.

Este producto puede tener un valor hasta de un 35% más alto que el vino tradicional,  y dadas las tendencias contemporáneas hacia lo orgánico, se espera que la demanda vaya creciendo poco a poco con el tiempo.

Alpiste, uno de los distribuidores más grandes de vino en el país apuesta por Cono Sur, ya que según comentó Rojas, esta casa ofrece un vino de altísima calidad, asequible y con una expresividad única en cada una de sus cepas. Además de ser certificado orgánico, es certificado vegano y producido bajo los más altos estándares de sustentabilidad para proteger el medio ambiente.


Kedy Chavarría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_CRSpanish