Refugio Montaña del Tigre es el hogar de especies con poblaciones reducidas y en peligro de extinción

  • Esfuerzos de conservación de Fresh Del Monte en la zona contribuyeron a resultados positivos.

Un estudio realizado en El Refugio Privado de Vida Silvestre Montaña de Tigre, ubicado en Buenos Aires de Puntarenas, con apoyo de cámaras trampa, evidenció que las distintas acciones de conservación que se ejecutan sobre este territorio, propiedad de la empresa Fresh Del Monte, han impactado positivamente, especialmente en las poblaciones de mamíferos, medianos y grandes, que habitan esta zona.

Dentro de los hallazgos más importantes, se destaca la presencia y el flujo de cuatro especies en peligro de extinción según las autoridades costarricenses: ocelotes (Leopardus Pardalis), yaguarundis (Herpailurus Yagouaroundi), pumas o leones de montaña (Puma Concolor) y saínos (Pecari tajacu), así como animales cuyas poblaciones se consideran reducidas: tepezcuintles (Cuniculus Paca) y ardillas colirroja (Sciurus Granatensi).

Imagen proporcionada al medio de comunicación

“Todos estos animales cumplen roles sumamente importantes; especies como el saíno, el tepezcuintle y las ardillas, ayudan a dispersar semillas, el oso hormiguero es controlador biológico, los felinos son fundamentales para el control de plagas y también se encontraron algunos animales que son sus presas, lo cual demuestra que aquí se está dando un funcionamiento adecuado del ecosistema”, detalló Michael Calderón, gerente del Departamento Legal y vocero de Fresh Del Monte Costa Rica.

Esta investigación surgió como parte de la alianza que tiene esta compañía con la Agencia de Cooperación Alemana para el Desarrollo (GIZ), y su programa del “Campo al Plato”, en el marco de un concurso de ideas relacionadas a biodiversidad, en el que Fresh Del Monte presentó este proyecto, con el objetivo de determinar la presencia de mamíferos y sus patrones de actividad, y fue aceptado.

El análisis se aplicó entre los meses de noviembre 2020 y junio del 2021 en este refugio de 273 hectáreas (50% bosque primario; 50% bosque secundario joven y maduro). Para esto, GIZ facilitó nueve cámaras trampa (11-9936C Bushnell Core Low Glow 11-9936C, con un valor de USD$140 cada una) y el profesional para llevar a cabo la investigación.

En total se colocaron nueve estaciones con una cámara trampa cada una y su ubicación se seleccionó mediante un muestreo aleatorio, lo que permitió cubrir diversidad de áreas en el refugio.

“Dentro del contexto de protección de la biodiversidad y el programa del “Campo al Plato” de GIZ, hemos venido desarrollando una serie de acciones, como la capacitación a colaboradores en temas de conservación de flora y fauna, el patrullaje y monitoreo participativo, entre otras. No cabe duda de que estos resultados evidencian que lo estamos haciendo bien, vamos logrando la prolongación de especies y proteger el medio ambiente que nos rodea”, comentó Calderón.   

Fresh Del Monte cuenta en sus operaciones con cerca de 5.700 hectáreas de bosques, dentro de las cuales se incluyen los Refugios Privados de Vida Silvestre Montaña del Tigre (273 hectáreas) y El General (550 hectáreas), con su respectivo reconocimiento oficial por parte del MINAE.

Estos espacios son el hábitat de centeneres de especies de plantas y animales, que contribuyen a engrandecer la riqueza biológica nacional y que son preservados por la empresa y sus colaboradores.

Imagen proporcionada al medio de comunicación

Compromiso y reforestación. En el marco de la develación de resultados de este estudio y el Día Mundial del Agua, este 22 de marzo Fresh Del Monte también firmó un convenio con la Fundación Sembrando Agua, de Perez Zeledón, en el que se comprometió a donar 25 mil árboles, de los cuales, 12.500 se entregarán el próximo 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, y el resto el 7 de julio del presente año en el marco del Día Mundial de la Conservación de los Suelos.  

“Desde 1992, Fresh Del Monte cuenta con un vivero forestal dedicado a la reproducción de especies nativas, cuyas semillas son recolectadas en las áreas boscosas de la empresa. La producción es principalmente para acciones de reforestación y se estima que de aquí han salido cerca de 1.600.000 árboles, lo que representaría una reforestación de casi 1.600 hectáreas”, agregó Calderón.  

En el 2021 se donaron un total de 65.406 de estos árboles, de los cuales 10 mil fueron otorgados a la Fundación Sembrando Agua. El resto se entregó a instituciones gubernamentales, ONG, propietarios de terrenos, pequeños agricultores, ASADAS, Municipalidades, entre otros.

“Dentro de los árboles que se siembran, se han incorporado especies como cortez amarillo, roble sabana, sotacaballo, tucuico, guayacán, guapinol, cenízaro, jorco, cedro, entre otros, que tienen una función diferente y permiten mejorar el hábitat en los terrenos de los propietarios. Muchos se colocan a orillas de los ríos, para contribuir a la protección de las cuencas”, concluyó Calderón.

Kedy Chavarría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_CRSpanish