Yves Rocher llega a Costa Rica con grandes sorpresas

  • Única marca cosmética en el mundo que controla completamente el ciclo de vida de sus productos, desde la planta hasta la piel de sus más de 30 millones de clientes en más de 100 países.

Yves Rocher, marca pionera de la cosmética vegetal y número uno en Francia en la categoría de productos de belleza, ya cuenta con dos tiendas en Costa Rica.

Con una ambientación que apela a la frescura, el equilibrio y la vitalidad que ofrece la naturaleza, estos nuevos locales, situados en City Mall y Multiplaza Escazú, recientemente abrieron sus puertas con una extensa oferta de productos para el cuidado de la piel facial, corporal y capilar, así como perfumería.

Los productos de Yves Rocher, presentes en más de 100 países, destacan por tener  ingredientes activos 100% de origen natural, específicamente, extractos de plantas terrestres y marinas, que han sido cultivadas y cosechadas de forma sostenible.

Imagen proporcionada al medio de comunicación

“Para la marca, la naturaleza es el mejor aliado para realzar la belleza tanto externa como interna. Sus fórmulas, cuyo corazón son las plantas, son limpias, respetuosas y comprometidas con la salud de las personas y del ambiente. Y la empresa es libre de testeo animal, en toda su cadena de producción”, manifiesta Fiorella Rueda, Brand Manager Yves Rocher en Costa Rica.

El diseño de sus empaques también refleja su compromiso por proteger el medio. El uso de envases fabricados con plástico reciclado y frascos de vidrio reciclable, así como la utilización de cartón procedente de bosques gestionados responsablemente, forman parte de las diferentes acciones que realiza Yves Rocher en beneficio del ambiente.

“Desde su creación en 1959, la marca ha desarrollado una oferta de cosmética vegetal accesible y respetuosa de la piel y el planeta. Todos los productos han sido creados para brindar bienestar a la piel y ofrecer un regalo a los sentidos, a través de los aromas, los colores y las texturas de las distintas líneas faciales, corporales, de perfumería y capilares; siguiendo además procesos de producción comprometidos a proteger la naturaleza”, agrega Rueda.

EXTENSA OFERTA. La nueva tienda de Yves Rocher en el primer piso de City Mall cuenta con un área superior a 40 metros cuadrados; mientras que el local de la marca en la 5ta. Etapa de Multiplaza Escazú tiene una dimensión de 30 metros cuadrados.

En estos puntos de venta, cuya operación generó diez nuevos empleos directos, los visitantes encontrarán diferentes líneas de limpieza del rostro y el contorno de los ojos, elaboradas con extractos de alga, hierbabuena, manzanilla y caléndula; sin parabenos ni sulfatos, ni siliconas ni aceite mineral. 

Asimismo, tratamientos faciales para mantener la hidratación en esta zona, calmar y suavizar la piel sensible, combatir los puntos negros y reducir los brillos, entre otras necesidades. “Estos productos tienen diferentes ingredientes, según lo que requiera cada piel, desde extractos de edulis y manzanilla hasta té boreal y aćido salicílico vegetal. Además hay diversas presentaciones, como bálsamos,  sueros (serum), lociones, cremas y mascarillas”, añade la Brand Manager.

Imagen proporcionada al medio de comunicación

En esta categoría, se suman las colecciones de productos anti-edad, diseñadas para atenuar las líneas de expresión, darle mayor firmeza y luminosidad a la piel del rostro, reducir los efectos de la contaminación, dar nutrición y ayudar a la regeneración. Sus fórmulas incluyen extractos de diferentes plantas, entre ellas, ficoide glacial o “planta de la vida”, regaliz, capuchina y ajuga reptans (concentrado de colágeno vegetal).

Exfoliantes botánicos con polvo de albaricoque, manteca de karité y carbón vegetal para suavizar, nutrir y limpiar de impurezas la piel; bálsamos labiales con manteca de karité, ceras y aceites de origen vegetal; aceites y leches con extracto de cardo marino para preparar y proteger la piel del sol; así como desodorantes con efecto de 48 horas, elaborados con polvo de haya, hierbabuena, manzanilla y edulis para purificar, calmar e hidratar la zona de las axilas, son parte de la extensa oferta de tratamientos corporales que trae Yves Rocher al país.

EXPERIENCIA SENSORIAL. La marca también dispone de una gran variedad de productos para el cuidado capilar. Los fructanos (polímeros) de ágave constituyen su principal ingrediente y se combinan con diferentes aceites naturales y extractos de plantas para crear champús, acondicionadores, mascarillas y otras soluciones a distintas necesidades como reparación de las fibras, fortalecimiento y estímulo para crecimiento del cabello o combate a la caspa.

En las tiendas en City Mall y Multiplaza Escazú se ofrecen asimismo las colecciones de fragancias Yves Rocher, las cuales van desde aguas frescas, eau de toilette (agua de colonia) y eau de parfum (agua de perfume) hasta perfumes de diferentes familias olfativas.

“No solo tenemos una oferta muy amplia de productos para el cuidado personal, de la piel y del cabello, que brindan la mejor experiencia; sino que también con la ambientación en nuestras tiendas y la asesoría de las dermo consultoras cada visitante tiene la oportunidad de conocer mejor la esencia de la marca y, a la vez, sumergirse en un viaje sensorial a la espléndida naturaleza de Bretaña en Francia, la tierra natal de Yves Rocher”, indica Rueda.

Imagen proporcionada al medio de comunicación

UNICA EN EL MUNDO.  Creada en 1959, la marca Yves Rocher se originó en La Gacilly en la región de Bretaña, Francia. Como botánico pionero, su fundador el Sr. Yves Rocher desarrolló sus productos de belleza basados en plantas, en el ático de la casa de su familia, recinto que luego se convirtió en su primer laboratorio.

La Gacilly es un punto medular para la compañía y en sus fábricas allí se elabora el 100% de los productos de tratamientos faciales de Yves Rocher.     

Al cosechar, inventar, fabricar y distribuir, Yves Rocher es la única marca cosmética en el mundo que controla completamente el ciclo de vida de sus productos, desde la planta hasta la piel de sus más de 30 millones de clientes en más de 100 países. 

Desde 1989, la compañía no realiza pruebas en animales. Por otra parte, todos los productos de Yves Rocher son comprobados periódicamente por laboratorios independientes, para garantizar a sus clientes la calidad y la seguridad de los mismos.

Además de proporcionar una oferta de cosmética vegetal comprometida y accesible, la marca también actúa más allá de la actividad empresarial, mediante su Fundación Yves Rocher, organización que planta árboles para preservar la biodiversidad y apoya proyectos de mujeres que se dedican a proteger el ambiente.

La Fundación Yves Rocher, con estatus oficial de “interés público” desde 2020, tiene como objetivos plantar 135 millones de árboles para el 2025, así como distinguir a las mujeres que están cambiando el mundo al apoyar el Premio Internacional Terre de Femmes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_CRSpanish