• Cuenta con dos carriles de 260 metros, aceras, ciclovías a ambos lados rampas de acceso.

Este jueves 4 de marzo, en el sur el país, se inauguro el punto binacional sobre el río Sixaola, en presencia de los cancilleres de Costa Rica, Rodolfo Solano y Erika Mouynes, de Panamá, los Ministros de Obras Públicas Rodolfo Méndez Mata (Costa Rica) y Rafael Sabonge (Panamá), así como Maximiliano Reyes Zúñiga, Subsecretario de Relaciones Exteriores para América Latina y el Caribe de los Estados Unidos Mexicanos, reafirmando así los lazos de amistad entre ambas naciones, potenciando la actividad
económica y comercial de esta zona limítrofe.

Dentro de lo destacado, fue cuando dos trabajadores que formaron parte de la construcción cortaron la cinta para oficialmente, la panameña Jacqueline García Vega y el costarricense José Daniel Herrera, se puso oficialmente en servicio esta estratégica vía, que une a los poblados fronterizos de Sixaola (en Costa Rica) y de Guabito (en Panamá), dejando atrás la centenaria infraestructura ferrocarrilera.

Imagen proporciona por Casa Presidencia

El ministro de Obras Públicas y Transportes de Costa Rica, Rodolfo Méndez Mata, destacó la importancia de esta obra para la movilidad de mercancías, no solo de Costa Rica y Panamá, sino para toda la región de Mesoamérica, al tiempo que agradeció el aporte económico del Gobierno de México para la materialización de este proyecto.

“Atrás quedó el centenario puente ferrocarrilero para dar paso a una moderna estructura sobre el río Sixaola que hoy ponemos en servicio, y que estoy seguro traerá grandes beneficios a nuestras naciones al facilitar el transporte de los productos y mercancías que se producen en nuestros países, y que impactará de manera importante en los habitantes de Guabito y Sixaola”, detalló el jerarca del MOPT.

Para Rodolfo Solano, canciller costarricense, este proyecto es una muestra de las magníficas relaciones entre dos pueblos hermanos y de los esfuerzos conjuntos de cooperación en el marco del Proyecto Mesoamérica.

La inversión total fue de $25 millones, de los cuales $10 millones fueron aportados por el Fondo de Mesoamérica-Gobierno de México, más una contraparte de los gobiernos de Costa Rica y de Panamá, de $7.5 millones cada uno.

Kedy Chavarría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *