El show de Bejarano empaña el pase de Saprissa a la final

  • Aarón Cruz fue la gran figura morada deteniendo un penal.

En una noche espectacular para jugar futbol, el estadio Alejandro Morera Soto recibía la semifinal de vuelta entre la Liga Deportiva Alajuelense y el Deportivo Saprissa. Los morados llegaban con una ligera ventaja y tratando de sellar su pase a la final, mientras que los manudos buscaban revertir la situación y demostrar porque fueron el mejor equipo durante toda la fase regular.

En los primeros minutos eran los locales los que buscaban inaugurar el marcador, por su parte, los dirigidos por Mauricio Wright se mantenían firmes en defensa buscando detener los ataques y cuando se presentaba la oportunidad salían a gran velocidad buscando sorprender. Alex López lo intentó en la táctica fija sobre los 12 minutos, pero su remate salió muy desviado y terminó marchándose hacía la gradería.

Al minuto 23 se presentó una situación que cambió el transcurso del partido, el arquero Leonel Moreira golpeó a Mariano Torres en una salida y el árbitro central no dudó en señalar penal y posteriormente expulsar al meta manudo. Christian Bolaños con gran categoría y frialdad se encargó de ejecutar la pena máxima y abrió el marcador en favor del conjunto saprisista.

Bolaños se encargó de abrir el camino para la clasificación morada. Foto cortesía prensa Saprissa.

El resultado se mantenía con la ventaja de la visita, sin embargo, en cuanto a jugadores si se igualaron las acciones ya que Walter Cortés recibió la segunda cartulina amarilla y se marchó expulsado. El trabajo de Henry Bejarano era muy cuestionado a raíz de las dos expulsiones y la polémica incrementó cuando en un tiro de esquina, Alajuelense anotó, no obstante, el central señaló penal para luego validar el gol y finalmente ratificó que era penal y no anotación.

Al igual que en Tibás emergió la figura de Aaron Cruz, quien volvió a detener el penal lanzado por Bryan Ruíz, el capitán manudo tuvo el contrarremate para igualar las acciones, pero su remate se terminó escapando por encima del arco morado. Con un primer tiempo con dos penales, dos expulsiones y mucha polémica arbitral los equipos se marcharon al descanso a replantear la situación del juego para el complemento.

Aarón Cruz se convirtió en figura tras detener dos penales en la serie. Foto cortesía prensa Saprissa.

El segundo tiempo dio inicio con la misma tónica, antes de que se cumpliera el primer minuto un nuevo penal fue señalado en favor de Alajuelense. Daniel Arreola se encargó de cobrar en esta ocasión, su balón terminó estrellándose en el poste de mano derecha del arco morado y posteriormente el mismo zaguero terminó enviando el balón al fondo. Una reunión de más de cinco minutos entre los árbitros determinó que el balón rozó en Cruz por lo que el gol era válido.

Sobre 66 minutos el guardameta Mauricio Vargas, quien tuvo la responsabilidad de entrar a resguardar el arco manudo tras la expulsión de Moreira, se convirtió en héroe luego de hacer una doble tapada que mantenía a su equipo vivo en la serie. Solo tres minutos después Alonso Martínez se encontró un balón para darle la vuelta al marcador y con esto conseguir la clasificación momentánea.

Saprissa quería su lugar en la final y reaccionó de inmediato, nuevamente Mariano Torres demostró ser el mejor del conjunto del morado y con una gran jugada individual sacó tres marcas y sirvió de gran manera a David Guzmán que se encargó de marcar el dos por dos.  Finalmente, el marcador no se movió más y el Deportivo Saprissa consiguió el pase a la final con el marcador global de seis a cinco.

Keylor Esquivel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_CRSpanish