• Las medidas propuestas por el Gobierno ya se encuentran plasmadas en proyectos de ley en conocimiento de la Asamblea Legislativa

El pasado lunes el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó la solicitud de Costa Rica de una facilidad de Servicio Ampliado (SAF). Se trata de un programa de apoyo financiero por tres años, por un monto de superior a los $1.7 millones, al tipo de cambio del día, y que respalda las políticas propuestas por las autoridades del país para alcanzar la sostenibilidad fiscal, con el fin de afianzar la estabilidad monetaria y financiera.

El 22 de enero, Costa Rica y el FMI habían alcanzado un acuerdo a nivel del personal técnico en torno al SAF. La nueva decisión tomada por parte del Directorio del Fondo finaliza el proceso de aprobación en ese organismo. Tras ella, el Gobierno de la República enviará en los próximos días el empréstito a la Asamblea Legislativa. El convenio con el ente monetario le permitirá al país obtener mejores condiciones de financiamiento en los mercados locales e internacionales.

“Esperamos el apoyo de la Asamblea Legislativa para poder llevar adelante la aprobación de este acuerdo y su agenda como un mecanismo para lograr el ajuste fiscal que Costa Rica necesita, el cual será más sostenible en el mediano y largo plazo si contamos con el apoyo financiero, de seguimiento y reputacional que nos brinda el FMI”, mencionó el ministro de Hacienda, Elian Villegas.

En el ámbito fiscal, las medidas propuestas por el Gobierno ya se encuentran plasmadas en proyectos de ley en conocimiento de la Asamblea Legislativa, y se complementan con un decreto ejecutivo, ya emitido, para la reducción sostenida del gasto público. En conjunto, las medidas buscan alcanzar un superávit primario del uno porciento para el año 2023, que permitiría iniciar una reducción sostenida de la deuda total en el mediano y largo plazos.

Estas son las características del crédito. Fuente Dirección de Crédito Público, Ministerio de Hacienda.

La propuesta, respaldada por otros organismos internacionales como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), no involucra incrementos en el costo de ningún servicio básico ni del IVA, sino que enfoca la mayor parte del ajuste en la reducción y eficiencia del gasto público, sin despidos masivos.

De acuerdo con el ministro de Hacienda las medidas de consolidación fiscal son fundamentales para la recuperación económica en el corto plazo.  Además, el convenio marca la hoja de ruta de medidas estructurales enfocadas a estimular la productividad y el crecimiento potencial de la economía, reducir la desigualdad y mejorar las condiciones de vida de todas y todos los costarricenses y es un complemento importante a la agenda adoptada por Costa Rica como parte del proceso de acceso a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Keylor Esquivel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *