• Iniciativa se enmarca en el Plan Indígena de Atención Recuperación de la Pandemia.

El pasado fin de semana se desarrolló la segunda edición del Estanco Indígena de Trueque Virtual Productivo en la comunidad indígena Talamanca Cabécar, esta iniciativa es un encuentro organizado por mujeres en el que se venden o intercambian artículos artesanales y agrícolas, producidos a partir de prácticas tradicionales de la comunidad. En total más de 100 familias se vieron beneficiadas por esta actividad.

Lo que comenzó como un trueque, evolucionó hasta la venta de productos locales como yuca, plátano, maíz o ñame, además se comercializan artículos hechos a mano como canastos en fibra natural, en jícara y calabazas decoradas con expresiones culturales propias de la cosmovisión indígena. Este proyecto se desarrolla como parte del Plan Indígena de Atención Recuperación de la Pandemia que la Red Indígena Bribri Cabécar (Ribca) elaboró para atender el impacto del COVID-19

El intercambio se produce a través de una figura llamada “tejedora de conocimiento”, una mujer encargada de levantar bases de datos entre comunidades y enviar información vía WhatsApp al equipo central de la Asociación de Mujeres Kábata Könana. En la oficina central, esas mujeres elaboran una ruta de intercambio de los productos. El resultado: las familias del territorio indígena tienen todo el alimento que necesitan, cosechado según los métodos ancestrales, en su propia tierra.

Participantes intercambian productos según sus intereses. Imagen Cortesía Presidencia CR.

“Cuando vimos que la pandemia se acercaba a nuestro territorio, supimos que teníamos que organizarnos para que no le falte la comida a ninguna familia. Los indígenas siempre hemos sembrado y siempre hemos intercambiado alimentos. Este ha sido un momento de fortalecer aún más esas tradiciones”, dijo Maricela Fernández, presidenta de Kábata Könana

Estas iniciativas se enmarcan en el Plan Indígena de Atención Recuperación de la Pandemia que la Ribca elaboró para atender el impacto del COVID-19. Contempla una instancia de respuesta rápida y contención comunal; comités de coordinación con las instituciones gubernamentales; un eje de producción cultural; y un eje económico de recuperación post pandemia.

“Las soluciones que han ofrecido estas mujeres son un ejemplo de la buena organización comunal, pilar fundamental para la recuperación económica de estos territorios. Estos ejes de producción culturales deben ser apoyados para mantener su continuidad”, comentó Randall Otárola, viceministro de la Presidencia en Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano.

El Estanco Indígena es producto del esfuerzo conjunto de la Asociación de Mujeres Kábata Könana y la Asociación de Desarrollo Integral del Territorio Indígena Talamanca Cabécar (Aditica), con la Red Indígena Bribrí y Cabécar. El proyecto se desarrolla en asociación con la organización Love for Life y la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques, y cuenta con el apoyo de la Cooperación Alemana.

Keylor Esquivel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *